Artritis Reumatoide Definicion Causas y Sintomas

Introducción

La artritis reumatoide (AR) es un tipo de artritis crónica. Los primeros síntomas de la AR incluyen fatiga, dolor en las articulaciones y rigidez. A medida que progresa, la AR puede presentar síntomas similares al de un resfriado o gripe, con cuerpo cortado, dolores musculares y pérdida del apetito. Las causas de la artritis reumatoide se desconocen, aunque puede haber un componente genético. El tratamiento temprano y eficaz puede mejorar el pronóstico y ayudar a prevenir la destrucción de huesos y articulaciones asociada a la AR.

Descripción

La artritis es un término general que significa inflamación de una articulación. La inflamación de las articulaciones se caracteriza por enrojecimiento, calor, hinchazón y dolor en la misma.

La artritis reumatoide (AR) es un tipo de artritis crónica que típicamente ocurre en las articulaciones en ambos lados del cuerpo (como las manos, muñecas o rodillas). Esta simetría es la que ayuda a distinguir la artritis reumatoide de otros tipos de artritis.

Además de afectar a las articulaciones, la AR puede ocasionalmente afecta a la piel, los ojos, pulmones, corazón, sangre, o los nervios.

Si bien es de dos a tres veces más común en mujeres que en hombres, los hombres tienden a ser más gravemente afectados cuando la presentan. Usualmente ocurre cuando se encuentra a una mediana edad, sin embargo, los niños pequeños y los ancianos también pueden desarrollarla.

La causa exacta de la AR es desconocida, pero se cree que se debe a una combinación de factores genéticos, ambientales y hormonales. Con la AR, pareciera que algo activa el sistema inmunológico para atacar a las articulaciones y en ocasiones otros órganos. Algunas teorías sugieren que un virus o bacterias pueden alterar el sistema inmunológico, causando que ataque a las articulaciones.

La investigación no ha podido determinar con exactitud qué papel juega la genética en la AR. Sin embargo, algunas personas parecen tener un factor genético o hereditario que aumenta sus probabilidades de desarrollarla.

 

¿Cómo ataca la artritis reumatoide al cuerpo?

Una vez que el sistema inmune es activado, la células inmunológicas comienzan a migrar de la sangre a las articulaciones y al tejido liso llamado sinovial. Ahí las células inmunológicas comienzan a producir sustancias inflamatorias. El aumento del número de células y sustancias inflamatorias en la articulación, causa irritación, desgaste de cartílago (material de relleno al final de los huesos), y la hinchazón e inflamación del revestimiento de la articulación. La inflamación del revestimiento de la articulación estimula la producción excesiva de líquido en la articulación.

Conforme se desgasta el cartílago, el espacio entre los huesos se estrecha. Si la condición empeora, los huesos pueden comenzar a rozar entre sí.

Como el revestimiento de la articulación se expande, puede invadir  o erosionar el hueso adyacente, lo que resulta en daños irreversibles para el hueso. Todos estos factores causan que la articulación llegue a doler, se hinche y sea cálida al tacto.

Para poder diagnosticar la AR, se evalúan una combinación de factores, incluyendo:

  • La ubicación específica y la simetría de dolor en las articulaciones, especialmente las de la mano.
  • La presencia de rigidez en las articulaciones por la mañana.
  • Presencia de nódulos bajo la piel (nódulos reumatoides).
  • Los resultados de las pruebas de rayos X.
  • Resultados positivos de un análisis de sangre llamado factor reumatoide.

Un equilibrio de descanso y el ejercicio es importante en el tratamiento de la AR. Durante los brotes (empeoramiento de la inflamación de las articulaciones), es mejor descansar las articulaciones que están inflamadas. Esto puede apoyarse en el uso temporal de férulas.

Cuando se reduce la inflamación, programas de ejercicios guiados son necesarios para mantener la flexibilidad de las articulaciones y fortalecer los músculos que las rodean. Los ejercicios con rango de movimiento se deben hacer regularmente para mantener la movilidad de las articulaciones.

Cuando el daño articular de la artritis es severo o el dolor no se controla con medicamentos, la cirugía puede ser una opción para ayudar a restaurar la función de una articulación dañada.

Aunque todavía no existe una cura para la AR, el tratamiento temprano y agresivo ha demostrado que ayuda a prevenir la discapacidad.

 

Síntomas

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad crónica (a largo plazo). Los síntomas pueden ir y venir y cada persona con AR se ve afectada de diferente manera. Algunas personas tienen largos períodos sin molestias. Su AR está inactiva y tienen pocos o ningún síntoma durante este tiempo. Otras personas pueden tener casi todo el tiempo los síntomas de AR durante varios meses de manera ininterrumpida..

Aunque la AR puede involucrar diferentes partes del cuerpo, las articulaciones siempre son afectadas. Cuando la enfermedad actúa, las articulaciones se inflaman. La inflamación es la respuesta natural del cuerpo a la infección u otras amenazas, pero la inflamación en la AR se produce inadecuadamente y por razones desconocidas.

Los síntomas de AR: Inflamación Mixta

La inflamación de las articulaciones es una característica de la artritis reumatoide, la cual incluye:

  • Rigidez. La articulación es más difícil de usar y puede tener un rango limitado de movimiento. La rigidez por la mañana  es una de las características de la artritis reumatoide. Mientras que muchas personas con otros tipos de artritis tienen rigidez en las articulaciones por la mañana, a las personas con AR les lleva una hora (a veces más) antes de que sus articulaciones se sientan sueltas.
  • Hinchazón. El líquido entra en la articulación y se hincha, lo que también contribuye a la rigidez.
  • Dolor. La inflamación dentro de una articulación la hace más sensible. La inflamación prolongada causa daños que contribuyen al dolor.
  • Enrojecimiento y calor. Las articulaciones pueden sentirse un poco más calientes y ser más rosadas o incluso rojas que la piel circundante.
  • ¿Qué articulaciones afecta la AR? Las manos casi siempre son afectadas, aunque literalmente, cualquier articulación puede ser afectada con los síntomas de la AR: rodillas, muñecas, cuello, hombros, codos, incluso la mandíbula. Usualmente las articulaciones son afectadas en un patrón simétrico (las mismas articulaciones a ambos lados del cuerpo).

Síntomas AR que afectan a todo el Cuerpo

La AR puede afectar a muchas zonas del cuerpo. Todos estos efectos derivan del proceso general de inflamación, dando lugar a una amplia variedad de síntomas de la AR:

  • Fatiga
  • Malestar (sentirse enfermo)
  • Pérdida del apetito, que puede provocar pérdida de peso
  • Dolores musculares

Estas sensaciones se han comparado con tener un resfriado, aunque suelen ser menos intensas pero más duraderas.

La AR puede afectar a otras áreas de su cuerpo. La afectación de múltiples áreas del cuerpo es más común cuando la AR es moderada o severa.

Algunas afectaciones se enlistan a continuación:

  • La afectación de pulmón, ya sea debido al daño de los mismos o a la inflamación del revestimiento alrededor de ellos, es común, pero por lo general no causa síntomas. Si se desarrolla insuficiencia respiratoria, puede ser tratada con medicamentos que reducen la inflamación en los pulmones.
  • La AR puede afectar a una articulación en la laringe (articulación cricoaritenoide), que causa ronquera.
  • La AR puede causar inflamación del revestimiento alrededor del corazón, pero normalmente no tiene síntomas. Si los síntomas se desarrollan, puede causar dificultad para respirar o dolor en el pecho. Además, las personas con AR tienen más probabilidades de desarrollar obstrucciones en las arterias, lo que puede dar lugar a dolor en el pecho y ataque cardiaco.
  • Los ojos se ven afectados en menos del 5% de las personas con AR. Cuando los ojos se ven afectados, los síntomas pueden incluir irritación, dolor o posiblemente resequedad.
  • Los nódulos reumatoides son bultos bajo la piel que aparecen con mayor frecuencia en los codos. A veces estos nódulos son dolorosos.

Cuando usted tiene síntomas de la AR, el tratamiento temprano y agresivo puede ayudar a prevenir nuevos síntomas, así como detener la progresión de la enfermedad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *