Foros Blog Libro de visitas Favoritos


"Creo que la calefacción de asiento conlleva mas peligro que los pantalones estrechos y ajustados", subrayó el experto, quien comentó que el uso prolongado de ese dispositivo no solo reduce la cantidad de esperma, sino que vuelve mas lentos a los espermatozoides y multiplica sus malformaciones. Agregó que, mientras la temperatura media del escroto es de unos 35 grados, la calefacción de asiento la incrementa hasta los 38 grados centígrados.

Por ello, el urólogo germano destacó que el alcance del daño está directamente relacionado con el uso prolongado de la calefacción de asiento que llevan muchos automóviles en el centro y norte de Europa para combatir el frío invernal y aconseja que quienes dispongan de ese mecanismo lo apaguen en cuanto entren en calor.

Fuente: EFE



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.