Aumento de peso en niñez puede anunciar hipertensión en edad adulta

El análisis de los datos reunidos por los científicos de la Universidad de Bristol indicó que quienes aumentaron rápidamente de peso en los primeros meses de su vida y después entre los dos y cinco años de edad mostraron una mayor tendencia a sufrir de alta presión sistólica.

Este problema involucra un aumento de tensión en las arterias en el momento en que el corazón se contrae. La presión diastólica se expresa cuando el corazón se relaja entre uno y otro latido. La alta presión sanguínea, considerada “el asesino silencioso” porque no se detecta, eleva el peligro de que una persona sufra problemas cardiovasculares o derrames cerebrales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *