Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Los bloqueadores de los canales de calcio, también denominados antagonistas de calcio, son efectivos para disminuir la presión arterial, la angina de pecho y ciertas anormalidades del ritmo cardíaco. Por lo general, no son la primera opción de tratamiento para las personas con presión arterial alta que no tienen ningún otro problema cardíaco. En vez de esto, los bloqueadores de los canales de calcio se usan con frecuencia como segundo o tercer medicamento para ayudar a bajar la presión arterial cuando otros medicamentos no han logrado hacerlo eficazmente.


¿Cómo funcionan?
Los antagonistas de calcio afectan las células musculares alrededor de las arterias, pues éstas contienen canales diminutos en sus membranas denominados canales de calcio. Cuando el calcio fluye dentro de ellos, las células musculares se contraen y las arterias se estrechan, los bloqueadores de los canales de calcio ocupan estos canales como si se tratara de tapones en los drenajes, esto evita que el calcio llegue al interior de las células musculares, pero sin afectar el calcio de los huesos.
Algunos bloqueadores de los canales de calcio tienen oros beneficios como disminuir la frecuencia cardíaca con lo cual se reduce aún más la presión arterial.

Tipos de bloqueadores

Existen dos tipos de acción farmacológica de los bloqueadores del canal de calcio, por ello es que se dividen en dos tipos:

Bloqueadores de acción corta: Este tipo de antagonistas disminuyen la presión en las arterias rápidamente, en un promedio de 30 minutos, pero sus efectos duran pocas horas. Por lo general no se recomiendan en los tratamientos hipertensivos porque se requiere tomarlos tres o cuatro veces al día, lo cual, en ocasiones, produce un control deficiente de la presión arterial.
Bloqueadores de acción prolongada: La absorción de estos medicamentos es de manera gradual, tardan más tiempo en disminuir la tensión arterial, pero la controlan durante un período mayor. Además se ha comprobado que tienen pocos efectos secundarios y tienen menor riesgo de ocasionar problemas de salud.


Efectos secundarios
Su uso continuo puede acarrear ciertos efectos secundarios como: estreñimiento, dolor de cabeza, confusión, mareos, aumento de la frecuencia cardíaca, palpitaciones, erupción, edema de pies y piernas e inflamación de las encías, por lo que se debe estar ateto a cualquier signo.
Por otra parte, es importante señalar que estos medicamentos no se deben tomar con jugo de naranja o de toronja ya que algunas sustancias presentes en estas bebidas reducen la capacidad del hígado para eliminar los antagonistas de calcio del cuerpo, permitiendo que se acumulen y sean tóxicos.
Sin embargo, hay que decir que los bloqueadores de los canales de calcio son medicamentos eficaces y por lo general seguros y han sido empleados ampliamente durante más de 20 años.
Tu médico será quien te indique el mejor tratamiento para tu enfermedad, dependiendo de tus características y estado de salud.


Fuente: Departamento de Comunicación y Contenido, TodoEnSalud.org

 



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.