Foros Blog Libro de visitas Favoritos
Rate this Content 0 Votes

Introducción

Cáncer de colon y el cáncer de recto usualmente comienzan como un pequeño pólipo. Si bien la mayoría de los pólipos del colon son benignos, algunos de ellos pueden convertirse en cancerosos. Los síntomas del cáncer de colon pueden incluir un cambio en los hábitos intestinales o sangrado, pero generalmente ataca sin síntomas. Por eso es importante realizar una prueba de detección de cáncer de colon como una colonoscopía. Si el cáncer se detecta tempranamente, el médico puede utilizar la cirugía, la radioterapia y / o quimioterapia para un tratamiento eficaz.

Descripción

Con el fin de comprender el cáncer de colon y del recto, conocido colectivamente como cáncer colorrectal, es necesario primero comprender qué partes del cuerpo se ven afectados y cómo funcionan.

Colon

El colon es un tubo muscular de 6-pies de largo que conecta el intestino delgado hasta el recto. El colon junto con el recto se conoce como intestino grueso, el cual es un órgano altamente especializado responsable de procesar los deshechos. de manera que el vaciado de los mismos, se haga de manera fácil y conveniente. El colon elimina el agua de las heces y almacena la materia fecal sólida. Una o dos veces al día vacía su contenido en el recto para iniciar el proceso de eliminación.

El Recto

El recto es una cámara de 8 pulgadas que conecta el colon con el ano. El recto es el encargado de recibir las heces del colon. Al momento de recibirlas le hace saber que hay materia fecal que debe ser evacuada, misma que retiene hasta que sucede la evacuación.

 

El cáncer colorrectal

El cáncer que comienza en el colon se denomina cáncer de colon, y cáncer que comienza en el recto se denomina cáncer del recto. El cáncer que afecta ambos órganos puede ser llamado el cáncer colorrectal.

El cáncer colorrectal se produce cuando algunas células del colon o el recto se turnan anormales y crecen fuera de control. El crecimiento anormal de células crea un tumor (pólipo), que es el cáncer mismo.

Si bien cualquiera puede tener cáncer colorrectal, es más común entre las personas mayores de 50 años. Los factores de riesgo para el cáncer colorrectal incluyen:

  • Un historial personal o familiar de cáncer colorrectal o de pólipos.
  • Una dieta alta en grasa y baja en fibra.
  • La enfermedad inflamatoria intestinal (enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa).
  • La obesidad.
  • Fumar.

 

Síntomas

En su etapa temprana, el cáncer de colorrectal generalmente no produce síntomas. Las más usuales señales de advertencia incluyen:

  • Cambios en las evacuaciones intestinales, incluyendo estreñimiento o diarrea.
  • Persistente sensación de no poder vaciar completamente el intestino o sangrado rectal
  • Manchas oscuras de sangre en el interior de las heces.
  • Hinchazón o molestias abdominales
  • Fatiga inexplicable o pérdida de apetito o de peso

 

Es importante que contacte a su médico si:

  • Usted nota un cambio en sus movimientos intestinales, experimenta sangrado del recto, o nota que hay sangre dentro o fuera de sus heces. No asuma que tiene hemorroides, lo más probable es que su médico le realice uno o varios estudios para poder diagnosticarle.
  • Experimenta persistente dolor abdominal, pérdida inusual de peso o cansancio. Estos síntomas pueden deberse a otras causas, pero también podría estar relacionado con el cáncer.
  • Se le ha diagnosticado anemia. En la determinación de su causa, su médico debe descartar el sangrado del tracto digestivo a causa de cáncer colorrectal.

 

Tipos

El Cáncer de colon y del recto se clasifican en función de en qué medida se han extendido a través de las paredes del colon y el recto y si se han propagado a otras partes del cuerpo. Este proceso de categorización permite a los médicos determinar los mejores tratamientos para el cáncer. También les permite determinar si el cáncer presenta alguna mejoría con el tratamiento o no responde.

Etapas cáncer de colon

Etapa 0
Es una etapa muy temprana del cáncer. El cáncer se encuentra sólo en el revestimiento interior del colon.

Etapa I
El cáncer se ha diseminado más allá del revestimiento interior del colon a la segunda y tercera capas y envuelve  la pared interior. El cáncer no se ha propagado a la pared exterior del colon o fuera de él.

Etapa II
El tumor se extiende a través de la pared muscular del colon, pero no hay cáncer en los ganglios linfáticos (pequeñas estructuras que se encuentran por todo el cuerpo, que producen y almacenan células que combaten las infecciones).

Fase III
El cáncer se ha diseminado fuera del colon a uno o más ganglios linfáticos (pequeñas estructuras que se encuentran por todo el cuerpo que producen y almacenan células que combaten las infecciones).

Etapa IV
El cáncer se ha diseminado fuera del colon a otras partes del cuerpo, tales como el hígado o los pulmones. El tumor puede ser de cualquier tamaño y puede haber afectado o no los ganglios linfáticos (pequeñas estructuras que se encuentran por todo el cuerpo que producen y almacenan células que combaten las infecciones).

 

Etapas cáncer del recto

El cáncer rectal se clasifica de la misma manera que el cáncer de colon, pero dado que el tumor se encuentra mucho más abajo en el colon, las opciones de tratamiento pueden variar.

Etapa 0
El tumor está localizado sólo en el revestimiento interior del recto. Para el tratamiento de esta etapa temprana el cáncer, la cirugía puede utilizarse para eliminar el tumor o eliminar una pequeña sección del recto donde se encuentra el cáncer.

Etapa I
Esta es otra forma temprana o limitada forma de cáncer. El tumor se ha roto a través del revestimiento interno del recto, pero no ha pasado la pared muscular.

Etapa II
Este tipo de cáncer es un poco más avanzado. El tumor ha penetrado todo el camino a través de la pared del intestino y puede haber invadido otros órganos, como la vejiga, útero o próstata.

Fase III
El tumor se ha propagado a los ganglios linfáticos (pequeñas estructuras que se encuentran por todo el cuerpo que producen y almacenan células que combaten las infecciones).

Etapa IV
El cáncer se ha propagado a partes distantes del cuerpo (metástasis). El tumor puede ser de cualquier tamaño y en ocasiones es pequeño. El hígado y los pulmones son dos de los lugares principales donde el cáncer del recto se propaga.

 

Fuente: Equipo Hablemos de Salud



Site Map | © 2010 - 2014 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.