Foros Blog Libro de visitas Favoritos
Rate this Content 1 Votes

Introducción

A menudo no hay síntomas en el cáncer de mama, pero los signos pueden identificarse con un autodiagnóstico o en una mamografía anormal. Las etapas del cáncer de mama van desde las tempranas (curables) hasta el cáncer de mama metastásico, todos con una variedad de tratamientos diferentes. El cáncer de mama en los hombres no es poco común y debe tomarse en serio.

Descripción

¿Qué es el cáncer de mama?

Para entender el cáncer de mama es importante estar familiarizado con la anatomía de la mama. La mama normal consta de glándulas productoras de leche que están conectadas a la superficie de la piel en el pezón por medio de estrechos conductos. Las glándulas y los conductos cuentan con el apoyo de tejido conectivo compuesto de grasa y material fibroso. Los vasos sanguíneos, nervios, y los canales a los ganglios linfáticos son el resto de los tejidos del seno. La mama - todas las cosas que se acaban de mencionar - se encuentra debajo de la piel, pero en la parte superior de los músculos del pecho.

Como en todas las formas de cáncer, el tejido anormal que origina el cáncer de mama, es la multiplicación sin control de las propias células del paciente. Esas células también pueden viajar a lugares del cuerpo donde normalmente no se necesitan, lo que significa que el cáncer es maligno.

El cáncer de mama se desarrolla en el tejido mamario, principalmente en los conductos de leche (carcinoma de ductos) o en las glándulas (carcinoma lobulillar). El cáncer sigue siendo llamado y tratado como cáncer de mama, aun cuando sea descubierto después de viajar a otras áreas del cuerpo tales como los pulmones, el hígado o los huesos. En esos casos, el cáncer se conoce como metástasis o cáncer de mama avanzado.

El cáncer de mama por lo general comienza con la formación de un pequeño tumor confinado (nódulo) y luego se propaga a través de canales a los ganglios linfáticos o a través del torrente sanguíneo a otros órganos. El tumor también puede crecer e invadir los tejidos alrededor de la mama, como la piel o la pared torácica. Existen diferentes tipos de cáncer de mama que crecen y diseminan en diferentes proporciones; algunos tardan años para extenderse más allá de la mama mientras que otros lo hacen rápidamente.

Algunos tumores son benignos (no cancerosos). La única manera segura de distinguir entre una masa benigna y el cáncer es que el tejido sea examinado por un médico.

Los hombres también pueden presentar cáncer de mama, pero representan menos de la mitad de uno por ciento de todos los casos. Entre las mujeres, el cáncer de mama es el tipo de cáncer más frecuente y la segunda causa de muerte por cáncer tras el de pulmón.

En caso de que ocho mujeres fueran a vivir al menos 85, la expectativa sería que una de ellas desarrolle la enfermedad en algún momento de su vida. Dos tercios de las mujeres con cáncer de mama son mayores de 50 años y la mayoría de las restantes tienen entre 39 y 49.

Afortunadamente, el cáncer de mama es muy tratable si se detecta tempranamente. Los tumores localizados, generalmente pueden ser tratados antes de que el cáncer se propague. En nueve de cada 10 casos la mujer vivirá al menos otros cinco años. Los expertos suelen considerar un período de cinco años de supervivencia para darle la categoría de cura aunque no son raras las recurrencias posteriores.

Una vez que el cáncer comienza a expandirse, el lograr librarse de la enfermedad por completo es más difícil, aunque a menudo el tratamiento puede controlar la enfermedad durante años. Las mejoras en los procedimientos de selección y las opciones de tratamiento significan que al menos siete de cada 10 mujeres con cáncer de mama van a sobrevivir más de cinco años después del diagnóstico inicial y la otra mitad va a sobrevivir más de 10 años.

 

Síntomas

En sus primeras etapas, el cáncer de mama normalmente no presenta síntomas. Como se desarrolla un tumor, es posible observar los siguientes signos:

  • Un nódulo en el seno o en la axila que persiste después de su ciclo menstrual, es a menudo el primer síntoma aparente de cáncer de mama. Dichos nódulos son indoloros aunque algunos pueden causar una sensación quisquillosa. Los nódulos son normalmente visibles en una mamografía mucho antes de que se puedan ver o sentir.
  • Hinchazón en la axila.
  • El dolor o sensibilidad en los senos puede ser un signo.
  • Un notable aplanamiento o hendidura en el pecho que puede indicar un tumor que no se puede ver o sentir.
  • Cualquier cambio en el tamaño, forma, textura o la temperatura de la mama; un color rojizo o la superficie conocida como piel de naranja puede ser un signo de cáncer de mama avanzado.
  • Un cambio en el pezón, como pequeños agujeritos, sensación de ardor, picazón o ulceración, así como la ampliación del mismo, son síntomas de la enfermedad de Paget.
  • Secreción inusual proveniente del pezón que puede ser clara, con sangre o de otro color, es generalmente causada por condiciones benignas, pero no se puede descartar al cáncer de manera automática.
  • Un área similar a una canica bajo la piel.
  • Una zona de piel que es claramente diferente de cualquier otra, incluso, en la misma mama.

 

Tipos

Cáncer de mama invasivo: Es el cáncer que se extiende fuera de la membrana del lóbulo o conductos en los tejidos del seno. El cáncer puede extenderse a los ganglios linfáticos de la axila o más allá, al cerebro, huesos, hígado o pulmones.

Cuando las células del cáncer de mama se encuentran en otras partes del cuerpo, el cáncer se llama cáncer de mama metastásico.

Existen varios tipos de cáncer de mama invasivo, incluyendo:

  • Carcinoma ductal invasivo: Las células cancerosas comienzan en un conducto de leche, rompen a través de las paredes del conducto y luego invaden el tejido adiposo del seno. Puede permanecer localizado, lo que significa que se mantiene cerca del lugar donde se originó el tumor o bien las células cancerosas pueden entrar en el torrente sanguíneo o del sistema linfático y realizar metástasis - propagación - en cualquier parte del cuerpo. Este el tipo más común de cáncer de mama invasivo, ya que representa el 80% de los casos.
  • Carcinoma ductal in situ: Este cáncer es el carcinoma ductal en sus primeras etapas (fase 0). In situ significa que el cáncer de mama no se ha propagado más allá de su punto de origen, ya que el cáncer se limita a los conductos de leche y no ha invadido el tejido mamario cercano. Si se deja sin tratar, sin embargo, puede convertirse en cáncer invasivo.
  • Carcinoma lobulillar invasivo: Este cáncer representa aproximadamente del 10% al 15% de los cánceres de mama invasivos. Se inicia en los lóbulos o glándulas de leche y se expande de manera similar al carcinoma ductal invasivo. La mayoría de las mujeres sienten una masa o engrosamiento en lugar de un nódulo de mama.

Enfermedad de Paget: Es un raro tipo de cáncer que se forma en o alrededor del pezón. Más del 95% de las personas con esta tipo de enfermedad también tienen cáncer de mama subyacente, sin embargo, la enfermedad de Paget del pezón representa menos del 5 por ciento de todos los cánceres de mama . La mayoría de los pacientes diagnosticados con la enfermedad de Paget son mayores de 50 años, pero algunos cuantos casos han sido diagnosticados en los pacientes en sus años 20´s. La edad media al diagnóstico es de 62 para las mujeres y 69 para los hombres.

Cáncer inflamatorio de mama: Es una forma de acelerada del cáncer de mama que no suele ser detectado por mamografía o ultrasonido.

Es un tipo de cáncer raro, lo que representa aproximadamente un 1% - 3% de todos los cánceres de mama. Lo que hace es que el pecho se inflame. La inflamación se produce porque las células cancerosas bloquean los vasos linfáticos en la piel de la mama. Esto provoca un bloqueo en el flujo linfático que produce un color rojo en el pecho, así como la inflamación.

A diferencia de la forma más común de cáncer de mama, el cáncer inflamatorio de mama generalmente no presenta un nódulo. A menudo los síntomas se atribuyen a otras enfermedades y por ello el diagnóstico puede tardar mucho tiempo en darse.

Los síntomas del cáncer inflamatorio incluyen:

  • Dolor en el pecho. A menudo el cáncer inflamatorio de mama se confunde con una infección y es tratado con antibióticos. Si la respuesta a los antibióticos no se produce después de una semana, se debe pedir una biopsia del seno y acudir a un especialista.
  • Cambios en la piel del área del pecho. Usted puede encontrar zonas rosadas o rojizas a menudo con la textura y el grosor de una naranja.
  • Un hematoma en el pecho que no desaparece.
  • Repentina hinchazón de la mama.
  • Picor en la mama.
  • Retracción del pezón o secreción
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos debajo del brazo o en el cuello.

Estos cambios se producen a menudo con rapidez, en un período de semanas.

Cáncer de mama masculino: Aunque los hombres no tienen pechos como las mujeres, si presentan una pequeña cantidad de tejido mamario. De hecho, los pechos de un hombre adulto son similares a los pechos de una chica antes de la pubertad, ya que se componen de conductos rodeados de mama y otros tejidos. En las niñas, este tejido crece y se desarrolla en respuesta a las hormonas femeninas, pero en los hombres que no segregan las mismas cantidades de estas hormonas, este tejido no se desarrolla.

Sin embargo, debido a que se trata de tejido mamario, los hombres pueden desarrollar cáncer de mama. Incluso, los hombres pueden desarrollar los mismos tipos de cáncer de mama que las mujeres, aun cuando los cánceres relacionados con la producción de leche y almacenamiento en las regiones de la mama son muy raros.

 

Fuente: Equipo Hablemos de Salud



Site Map | © 2010 - 2014 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.