Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Por Rudy Eres de Buenavida.com

Estudios recientes realizados en Canadá han revelado que los niños que comen mientras miran televisión son más propensos a engordar que aquellos que no lo hacen. El estudio se llevó a cabo con niños que miran el programa Los Simpson y descubrieron que asimilaron 228 calorías más que otros niños que hacían otras actividades. Los investigadores destacaron que todo indicaría que los niños pierden el control para dejar de comer mientras ven televisión. La investigación se llevó a cabo como parte de un estudio acerca de la obesidad en la Universidad de Toronto en Canadá. Hasta el momento nunca se había podido demostrar que mirar televisión y comer al mismo tiempo hacía engordar más que si se habla durante una comida. Según los investigadores, parece ser que si se está comiendo mientras se mira televisión se pierde la capacidad de controlar la cantidad que se está ingiriendo. Por esta razón, quienes han dirigido la investigación sugieren que los adultos deben controlar a sus hijos durante las comidas, optando preferentemente por apagar la tv mientras se come.

Este estudio fue motivado a causa del creciente índice de obesidad que se está registrando entre los niños. Los investigadores eligieron la serie Los Simpsons para hacer su estudio pero cualquier programa que capte la total atención mientras se come puede causar los mismos efectos. Sin embargo, existe un problema adicional según los estudiosos del tema, y es que hay una poderosa influencia negativa por parte de la publicidad de comida 'chatarra' sobre los más pequeños. En este sentido son muchas las asociaciones en diversas partes del mundo que están abogando para que se prohiba la publicidad de este tipo de alimentos chatarra en los horarios durante los cuales los niños ven más televisión, es decir entre las 6 de la tarde y las 9 de la noche. La iniciativa de prohibir este tipo de propaganda abarca tanto la radio como la televisión. Tal vez una buena sugerencia al respecto sería quitar del comedor o la cocina los aparatos de televisión y no permitir que se coma en la sala mientras se ve tv. En este sentido son los adultos quienes primero deben dar el ejemplo para poder exigir a los niños una conducta similar. Si los menores tienen aparatos de tv en sus cuartos no se les debe permitir comer en ellos; el área donde se come debe ser como un santuario donde la televisión no debe estar presente, y este hecho a su vez sería beneficioso para fomentar la comunicación entre los miembros de la familia a través de la conversación.

 



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.