Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Debe tener cuidado con el peso que aumenta durante el embarazo

En el primer trimestre generalmente no se aumenta de peso o incluso puedes perder algunos kilos, debido a los malestares que se presentan en este periodo La ganancia real de peso en el embarazo empieza en el segundo trimestre que es cuando el bebé realmente crece y cuando la concentración de la hormona gonadotropina coriónica (HGC) ha disminuido, y por tanto las náuseas matinales bajan también, hasta casi desaparecer en la mayor parte de los casos. Disminuirá también la sensación de fatiga y el dolor en los senos. El riesgo de aborto natural decae notablemente.

Y por otro lado, los cambios para la madre continúan sucediéndose con la aparición de nuevos síntomas. Posiblemente se produzca un aumento en su apetito que la llevará a un aumento de peso. No hay una regla exacta para determinar este aumento y más bien dependerá de tu peso antes del embarazo. Durante este trimestre se puede esperar un aumento de peso de alrededor de 4 ó 5 kilos.

El hecho de ganar o de perder demasiado peso podría ser perjudicial tanto para ti como para tu bebé. Las mujeres que no aumentan la cantidad adecuada de kilogramos, son más propensas a dar a luz a un bebé de muy bajo peso (menos de 2.5 kg .). Si aumentaras demasiado, los dolores en la zona inferior de la espalda serían muy frecuentes y además podría traerte como consecuencia la aparición de várices y, posiblemente, complicaciones en tu salud, como por ejemplo el hecho de que comenzaras a padecer de hipertensión arterial.

 

¿Cuánto peso debo ganar en el Segundo trimestre?

Puedes esperar un aumento de alrededor de 500 gramos a la semana en el primer mes de este periodo, y esta cantidad se irá incrementando gradualmente, de tal manera que para el final de estos tres meses tu peso se irá incrementando casi 750 gr cada semana.

Esta ganancia varia, puedes ganar 750 gr en una semana y en la otra 250, no te preocupes. Mientras que el aumento del peso se mantenga más o menos estable y no haya picos hacia arriba o hacia abajo, todo va bien.


Si tu peso fuera normal…

Si hubieras comenzado tu embarazo con un peso normal, deberás aumentar de 12 a 15 kg en total. El hecho de agregar cerca de 400 calorías extras diariamente a tu dieta en este trimestre, te ayudará a alcanzar este objetivo (un tentempié o refrigerio saludable, como por ejemplo cuatro barritas de higo o un vaso de leche descremada, te proporcionarán las calorías necesarias).


Si estuvieras por debajo de tu peso normal…

Si iniciaste el embarazo con menos de lo indicado probablemente tu médico te pedirá que aumentes más que en el caso anterior. Esto se debe al hecho de que las mujeres que se encuentran por debajo de su peso normal son más propensas a tener bebés pequeños.

Lo más recomendable sería que aumentaras 600 a 750 gr. por semana durante el segundo y el tercer trimestre.


Si estuvieras excedida de peso…

Si estuvieras excedida de peso al comienzo del embarazo, deberás aumentar menos kilogramos. Esto significa que deberás tratar de ganar 500 gramos cada dos semanas durante el segundo y el tercer trimestre. A pesar de que seguramente no querrás aumentar demasiado de peso, nunca deberás de perder peso durante el embarazo, ya que esto podría dañar a tu bebé.

Las mujeres que sufren de obesidad, deberían fijarse como objetivo no aumentar más de 7.5 a 11 kilogramos durante todo su embarazo.


Si esperas mellizos ...

Lo más probable sería que aumentaras un total de 17.5 a 23 kilogramos . Esto se traduciría en 1 kilogramo por semana durante los dos últimos trimestres del embarazo. El hecho de aumentar de peso en las primeras etapas del embarazo es sumamente importante para tus mellizos, ya que de esta manera podrías asegurarte de que los mismos no nacieran con un peso demasiado bajo.


Ganar peso de manera lenta y gradual es lo más recomendable.

No te preocupes si aumentas menos de tres kilos durante el primer trimestre ya que, seguramente, lo compensarás más tarde, o viceversa. Además, varias mujeres tienen uno, o quizás dos aumentos de peso repentinos en un período muy corto de tiempo, pero luego se estabilizan. Una vez más te recordamos; esto no será un motivo para que te preocupes a menos que el aumento repentino de peso se transformara en un proceso constante.


¿Qué me puede pasar si subo mucho de peso durante el embarazo?

Algunos de los dolores y molestias que sientes durante el embarazo, están relacionados con el aumento de peso. El dolor de espalda y la torpeza son los más comunes. Muchas mujeres se quejan de que se les hinchan las piernas y los tobillos (edema), pero este síntoma en realidad está causado por la cantidad extra de fluido que hay en el cuerpo, no por el aumento de peso.

Tanto si has estado luchando para poder controlar tu peso en el pasado, como si nunca has hecho una dieta en tu vida, puede ser difícil aceptar que ahora vas a aumentar de peso. Es normal sentirse mal, o incluso deprimida, al ver cómo van subiendo los números en la balanza, pero intenta pensar en que esos kilos de más son importantes para tu bebé y que, además, después de tener a tu bebé, los bajarás. Seguir una dieta saludable y hacer ejercicio de forma regular (siempre consultando antes con tu doctor), puede hacer que te sientas mucho mejor.


¿Qué puede pasar si me pongo a dieta en este trimestre?

Perder peso en el segundo trimestre NO es una opción válida porque es justamente en este momento cuando tu incremento en el peso corporal es mayor. Si estás perdiendo peso debido a las náuseas, háblalo con tu médico de inmediato. Y si estás tratando de perder peso concientemente, detente, esto puede dañar a tu bebé. En este momento tu cuerpo necesita más calorías – y no menos-, para proveer los nutrientes necesarios para ti y para tu bebé en desarrollo.

La pérdida de peso en el segundo trimestre sin hacer dieta, puede ser un indicador de que hay algún problema. Puede ser que tengas un desorden alimenticio o puede ser que hay un problema en el desarrollo del bebé. Es importante que te pongas en contacto con tu médico.


¿Qué pasará con mi peso después del parto?

Tu peso después del parto se verá, en parte, afectado por cuánto peso hayas aumentado durante el embarazo. Si aumentaste demasiado de peso durante el embarazo o desarrollaste malos hábitos alimenticios y un estilo de vida sedentario, podrías tener mayor dificultad de perder peso después que haya nacido el bebé. Los siguientes factores ayudan a que las mujeres pierdan peso más rápido después de haber dado a luz:

Llevar una dieta saludable, bien balanceada que sea baja en grasas, alta en fibra y rica en nutrientes
Lactancia
Hacer ejercicio cuatro o más veces a la semana por al menos 30 minutos (los ejercicios aeróbicos de bajo impacto que implican los músculos grandes y elevan el ritmo cardíaco son mejores para quemar calorías)
Lo más importante para tener en mente es que estás ayudando a crecer a un bebé y por tanto debes tener calorías y peso extra durante el embarazo. Escoge tus calorías sabiamente comiendo alimentos nutritivos.


Fuente: Infogen



Site Map | © 2010 - 2014 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.