Foros Blog Libro de visitas Favoritos

La vida está llena de tensiones: problemas en el trabajo, familiares enfermos, discusiones con la pareja, etc., todo eso puede desencadenar situaciones de estrés. Si esto se sale de control, tu cuerpo sufrirá las consecuencias, ya que los niveles de glucosa se elevarán. En cambio si logras relajarte, es muy probable que logres un mejor control de la diabetes.


Existen muchísimas formas de relajarse, desde tomar un baño de tina, hasta escoger actividades recreativas como la jardinería a las manualidades. Aquí te presentamos una serie de ejercicios que te ayudarán a relajarte y a controlar mejor tu estrés:

Acuéstate boca arriba y flexiona tus piernas. Coloca tus manos sobre tu pecho e inhala profundamente por la nariz sin ensanchar el pecho, pero distendiendo al máximo tu abdomen. 
Mientras respiras eleva tus piernas hasta formar un ángulo de 35 grados y bájalas tras unos segundos exhalando poco a poco. 
Luego, siéntate en el suelo abriendo tus piernas y extendiéndolas. Inhala profundamente e inclina tu cuerpo hasta tocar con la mano el pie contrario. Exhala mientras regresas a la postura inicial, inspira y repite hacia el lado contrario. 
Ahora siéntate sobre una banqueta, apoya los pies en el suelo, inhala e inclínate hacia atrás con los brazos y las palmas hacia fuera. Exhala mientras regresas a la posición inicial. 
Inhala profundamente mientras estás sentado en la misma forma que en el ejercicio anterior, inclina tu tronco hacia delante mientras exhalas y coloca tus manos sobre las rodillas. Inspira nuevamente y eleva de nueva cuenta tu tronco. 
Ponte de pie, con los brazos en tus costados, inhala suavemente mientras subes los brazos hasta que formen una cruz con respecto a tu tronco, ahora bájalos lentamente hasta formar un ángulo de 40 grados. Exhala y vuelve a la postura inicial. 
Ahora acuéstate sobre un costado con los brazos extendidos a lo largo de tu cuerpo, inhala y eleva tu brazo libre sobre tu cabeza hasta tocar el suelo. Exhala y regresa a la postura inicial. Repite con el otro lado. 
Por último, siéntate, respira y eleva un brazo lo más que puedas y saca el aire rápidamente. Baja tu brazo y colócalo sobre tus muslos. Repite con el otro lado.

Referencia informativa: 101 tips para adaptarse a la diabetes




Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.