Foros Blog Libro de visitas Favoritos

El mayor impacto, ya que parece contribuir a una reducción del 9 por ciento del riesgo, se obtiene consumiendo grasas buenas como las del aceite de oliva en vez de las malas. La dieta mediterránea puede reducir entre un 12 y un 24 por ciento el riesgo de desarrollar cáncer, según un informe publicado en el British Journal of Cancer.

Incluso adoptando sólo dos elementos de esa dieta, el riesgo de desarrollar la enfermedad podría reducirse en un 12 por ciento. Esto podría conseguirse reduciendo, por ejemplo, la ingesta de carne y aumentando la de legumbres, o aumentando el consumo de hortalizas y utilizando aceite de oliva en lugar de mantequilla.

El mayor impacto, ya que parece contribuir a una reducción del 9 por ciento del riesgo, se obtiene consumiendo grasas buenas como las del aceite de oliva en vez de las malas, utilizadas en las patatas fritas, las galletas o los pasteles. En el estudio participaron 25.623 griegos, de ellos 10.582 varones, observados durante un período de ocho años.

A los participantes en el estudio se les enviaron cuestionarios para que respondieran sobre 150 tipos distintos de comidas y bebidas, así como sobre las dosis y porciones. El cumplimiento de la dieta mediterránea se midió utilizando una escala para cada uno de los nueve grupos distintos de alimentos. A los participantes se les daba, por ejemplo, un 1 si consumían mucha verdura, legumbres, frutos y nueces, frutos secos y cereales, todo lo cual forma parte de la dieta mediterránea, y un 0 si no comían nada de eso. También se les daba un 1 si ingerían muchas más grasas buenas que malas, y un 0 si consumían mucha carne y productos lácteos mientras que si apenas ingerían este tipo de productos recibían un 1.

Quienes consumían alcohol con moderación también obtenían un 1 frente al 0 que recibían quienes debían demasiado. El principal autor del estudio, Dimitrios Trichopoulos, profesor de prevención del cáncer de la Universidad de Harvard (EE.UU.), señaló que los resultados demuestran la importancia de la dieta para prevenir el riesgo. "De las 26.000 personas estudiadas, quienes siguieron la dieta mediterránea tradicional tenían por lo general mucho menos probabilidades de desarrollar el cáncer". "Aunque comer sólo alimentos de un solo grupo no influía de modo significativo en el riesgo de desarrollar cáncer, el hecho de ajustar los hábitos alimentarios en general a la dieta mediterránea tenía un efecto importante", señaló.

Fuente: EFE



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.