Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Según la doctora Davaasambuu Ganmaa, una de los responsables de este trabajo realizado sobre una muestra total de 85.987 mujeres y durante un lapso de 22 años de seguimiento, comentó: "no se ha observado ninguna asociación entre el café cafeinado o descafeinado, el consumo de té y el riesgo de sufrir un cáncer de mama". "El café y el té han demostrado ser bebidas seguras cuando se consumen con moderación", apuntó.

De la gran muestra analizada por la experta y su equipo, al desarrollar el Estudio sobre la Salud de las Enfermeras, se evaluó el consumo de café, té y cafeína de estas mujeres, cuyas edades fluctuaron entre los 30 y 55 años de edad, cuando se inició el trabajo, de las cuales solo unas 5.272 de ellas desarrollaron cáncer de mama.

Luego de valorar los factores potencialmente asociados con el cáncer de mama, los investigadores no encontraron un elevado riesgo de sufrir un cáncer de mama entre las mujeres que bebían cuatro o más tazas de café o té al día, frente a aquellas que tomaban menos de una taza diaria.

Más tarde los investigadores analizaron el riesgo de cáncer de mama entre las mujeres con menopausia y encontraron una modesta reducción del riesgo asociado al elevado consumo de cafeína en contraposición al bajo consumo, descubrimiento que, según los investigadores, "necesita ser investigado en profundidad".


Fuente: agenciaorbita.com



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.