Foros Blog Libro de visitas Favoritos

A este respecto, por ejemplo, se sabe que en países como Japón, donde la alimentación es rica en fibra y pescado, los índices de cáncer de seno son muy bajos, mientras que en Alemania las estadísticas se elevan considerablemente porque el consumo de embutidos y grasas es alto.
Los estrógenos, se sabe, son un factor de riesgo para desarrollar cáncer. El mismo especialista informó que estudios realizados en mujeres deportistas comprobaron que la cantidad de estrógenos en su cuerpo es menor con respecto a otras que llevan una vida sedentaria. De tal forma, una alimentación baja en grasas y la práctica de ejercicio físico mejoran la calidad de vida y colaboran en la disminución de los riesgos de desarrollar cáncer.

Por otra parte, la mujer misma tiene la posibilidad de detectar cáncer en sus senos, gracias a una sencilla autoexploración que debe realizarse mensualmente, sobre todo si es mayor de 40 años. Los médicos sugieren tocar los senos con el fin de detectar cualquier abultamiento que resulte extraño, y consultar con un ginecólogo cualquier duda surgida de esta autoexploración para realizar un análisis más específico. Si nunca se ha detectado una prominencia como la antes señalada, hay otros indicios a tomar en cuenta. Por ejemplo, si el pecho se ha tornado duro e hinchado, si ha cambiado el tono de la piel o si hay secreciones por el pezón sin estar embarazada o lactando. Un recurso que ayuda cuando el mal se ha hecho presente es la quimioterapia, es decir, tratamiento mediante medicamentos. Uno más es la radioterapia, altamente eficaz, así como la intervención quirúrgica para retirar el seno afectado (mastectomía), útil para que el cáncer no invada otras zonas del cuerpo.

Es importante señalar que la mastectomía en la edad reproductiva no afecta las oportunidades de ser madre, y que en el momento de la lactancia ésta puede realizarse con el pecho sano. Corresponde a los familiares y amigos cercanos colaborar para que el aspecto psicológico no interrumpa la ilusión por vivir. Para ello, la información, que es cada vez más amplia, debe ser compartida por todos los miembros de la familia.


Fuente: saludymedicinas.com.mx



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.