Foros Blog Libro de visitas Favoritos

 

Un nuevo estudio señala que el tratamiento a largo plazo con Avandia, puede provocar osteoporosis en pacientes diabéticos. El fármaco Rosiglitazona, comercializado con la marca Avandia por la farmaceútica GlaxoSmithKline, -una empresa líder en la industria farmacéutica mundial-, ha vuelto a ser cuestionado, por otro descubrimiento sobre sus efectos secundarios. La Rosiglitazona es un medicamente que pertenece al grupo de las tiazolidinedionas (TZD) y constituye un tratamiento aprobado para la diabetes tipo 2 que mejora el control del glucosa en sangre, permitiendo a las personas alcanzar los niveles de glucosa en sangre recomendados.

Hace unos meses salieron a luz pública las preocupaciones acerca del fármaco Avandia, cuando el cardiólogo Steven Nissen, de la Clínica Cleveland, publicó un análisis de 42 estudios, de relativo corto plazo, que involucró al medicamento y mostró un aumento del riesgo de fallo cardiaco. A raíz de esto, la Administración federal de Fármacos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), ordenó al fabricante en mayo pasado, añadir una advertencia en el etiquetado, y recomendó a los pacientes con diabetes tipo 2, consultar a sus médicos sobre el uso de Avandia y evaluar tratamientos alternativos. La advertencia afectaría en particular a pacientes propensos a enfermedades del corazón o con alto riesgo de un ataque cardíaco, según indicó la FDA.

El fármaco Avandia ha vuelto a ser cuestionado, pues según un nuevo estudio publicado por la revista Nature Medicine, el tratamiento a largo plazo con Avandia, puede provocar osteoporosis en los pacientes diabéticos. Según dicha publicación, la Rosiglitazona, actúa sobre una célula que acelera el proceso de descalcificación de los huesos, lo que podría explicar por qué los diabéticos sufren más fracturas.


GlaxoSmithKline se defiende

La farmaceútica GlaxoSmithKline (GSK), que comercializa el producto, admitió que su medicamento, utilizado en pacientes con la diabetes mellitus tipo 2, aumenta el riesgo de fracturas en mujeres que toman Avandia. Pero en relación a la nota “Medicamento contra diabetes aumenta riesgo de fracturas por acelerar degradación de huesos”, que refiere al artículo publicado en el Nature Medicine, GSK precisó que:

Decidió evaluar los índices de fracturas óseas en un análisis post hoc, de la información de ADOPT (Estudio de Resultados en la Progresión de Diabetes -por sus siglas en inglés), que desde abril de 2000 hasta junio de 2006, evaluó a 4,360 personas diagnosticadas con DMT2 y que no habían recibido tratamiento antidiabético, demostrando que el tratamiento con rosiglitazona era más efectivo que la metformina o glibenclamida en retrasar la progresión en el control de glucosa en sangre. GSK, indicó que en ADOPT, se observaron más mujeres con fracturas óseas en sitios periféricos (pie, mano y brazo) en el grupo de rosiglitazona, contra aquellos en los grupos con metformina o glibenclamida; pero estas fracturas periféricas no son típicas de aquellas asociadas con osteoporosis, señalaron.

Antes de éste análisis de la información de ADOPT, no se encontraron hallazgos en la base de datos de estudios clínicos con rosiglitazona que indicaran que las personas con diabetes tipo 2 que tomaban rosiglitazona estuvieran ante un mayor riesgo de fracturas. Además, la evidencia a la fecha de ADOPT, no demuestra ningún incremento en fracturas de columna o cadera (tradicionalmente asociadas con la osteoporosis) en pacientes tratados con rosiglitazona, señalaron.

GSK manifestó que tiene un intenso programa clínico y pre-clínico para entender mejor el mecanismo subyacente de las fracturas y que garantizará que las agencias regulatorias en el mundo se mantengan al tanto de la nueva información tan pronto como esté disponible acerca de la seguridad y beneficios de Rosiglitazona, para que los médicos puedan realizar mejores opciones de tratamiento para sus pacientes, señaló la farmaceútica.

Fuente: salud.com

 



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.