Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Las enfermedades periodontales están íntimamente relacionadas con la diabetes, pues las personas que padecen esta última, tienen un alto riesgo de desarrollar trastornos bucales.

 

¿Qué son las enfermedades periodontales?

Las enfermedades periodontales, son infecciones bacterianas localizadas alrededor de los dientes, es decir, en las encías y que destruyen el tejido y el hueso de soporte que mantienen a los dientes en la boca. De hecho, la palabra periodontal significa alrededor del diente. Aunque todas las personas pueden desarrollar esta condición en algún momento de su vida, los pacientes con diabetes corren el doble de riesgo, sobre todo si su azúcar no está controlada.

La principal causa de estas enfermedades bucales es la placa bacteriana que es una película pegajosa e incolora que se forma constantemente en los dientes. Una mala higiene en la zona es lo que provoca que esta capa se convierta en una sustancia dura y porosa conocida como sarro. De ahí que la limpieza diaria y la profunda que realizan los odontólogos, sean de gran importancia.

 


¿Cuáles son las enfermedades periodontales?

Existen muchos tipos de enfermedad periodontal. Entre las más comunes se encuentran las siguientes:

Gingivitis: Se trata de la forma más leve de enfermedad periodontal. Provoca que las encías se enrojezcan y sangren fácilmente
Periodontitis ligera: La gingivitis que no es tratada avanza a una periodontitis. En esta etapa del mal, la infección comienza a destruir hueso y el tejido que sostiene a los dientes
Periodontitis moderada o avanzada: Se trata de una de las etapas más avanzadas del trastorno. Ocurre una extensa pérdida de hueso y tejido
Periodontitis agresiva: Ocurre en personas jóvenes y se caracteriza por la temprana pérdida del hueso alrededor de los dientes. Aunque las bacterias que causan esta enfermedad producen baja inflamación y poco sarro, son rápidamente progresivas


¿Cómo se produce una enfermedad alrededor del diente?

Las bacterias que se acumulan en las encías, por falta de higiene, producen toxinas que las irritan los tejidos y provocan que éstos se desprendan de los dientes. Con ello se forman sacos llenos de bacterias que son llamados bolsas periodontales. Las bolsas se van extendiendo con el paso del tiempo y la placa penetra cada vez más profundo hasta llegar al hueso, al cual destruye progresivamente. Ante esto, es necesaria la extracción de la pieza dental.

Existen ciertos factores que favorecen la aparición de este tipo de infecciones:

Diabetes: Si la diabetes no está apropiadamente controlada, puede llevar a padecer enfermedad periodontal tanto en los jóvenes como en adultos y adultos mayores; esto se debe a que los altos niveles de glucosa en los fluidos de la boca animan el crecimiento de la bacteria que puede causar la enfermedad en las encías. Por otra parte, la diabetes mal controlada puede provocar que se engrosen los vasos sanguíneos, condición que impide la eficiencia del flujo de los nutrientes y de la remoción de los desechos de los tejidos. Este obstáculo en la circulación puede debilitar las encías y los huesos, haciéndolos más susceptibles a la infección.
Enfermedades sistémicas: Son aquellas que interfieren con el sistema inmunológico del cuerpo, lo cual favorece la aparición de infecciones de todo tipo, incluidas las que suceden en la boca.
Embarazo y pubertad: Algunos cambios hormonales pueden provocar que las encías se tornen rojas, blandas y sangren fácilmente.
Estrés: El estrés es la enfermedad de nuestro siglo, y trae consigo una serie de trastornos en casi todos los órganos del cuerpo pues su presencia debilita al sistema inmune y facilita la aparición de infecciones de todo tipo.
Uso de ciertos medicamentos: Algunos fármacos influyen en la aparición de infecciones bucales, por ejemplo, anticonceptivos orales, antidepresivos, medicamentos para el corazón, e inmunodepresores. Por ello es necesario indicar a nuestro odontólogo los fármacos que estemos ingiriendo.
Tabaquismo: Las personas que fuman tienen mayores posibilidades de adquirir enfermedad periodontal y de sufrirla de forma más severa. Las personas con diabetes que fuman tienen un riesgo mucho más grande de perder piezas dentales.
Mala alimentación: Una dieta baja en nutrientes importantes puede provocar que el cuerpo tenga dificultades para combatir las infecciones.


¿Cuáles son los síntomas de alerta?

Los siguientes son los síntomas más comunes de la enfermedad de la encía. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente.

Hinchazón, enrojecimiento y sensibilidad en las encías
Sangrado en las encías durante el cepillado
Retracción de las encías, es decir, que se puedan separar del diente
Dientes flojos o separados
Mal aliento persistente
Pus entre los dientes y las encías
Mal sabor de boca
Desajuste en la dentadura postiza

 

¿Cómo se previenen y se tratan las enfermedades bucales?

La limpieza es muy importante en la prevención y tratamiento de la enfermedad periodontal. Es necesario cepillarse los dientes adecuadamente, tres veces al día: usar cepillo, hilo dental y algún enjuague antiséptico. Realizar una limpieza profesional por lo menos cada tres o seis meses para remover la placa y el sarro en áreas difíciles de alcanzar en la limpieza diaria.Por otra parte, si ya se padece algún tipo de enfermedad de las encías, es necesario acudir con el odontólogo para realizar una revisión periodontal y reducir los sacos orales que puedan estar presentes.Dependiendo de la gravedad del caso, será el dentista quien determine el tratamiento farmacológico a seguir, sin embargo, es necesario apuntar que si la diabetes no está bien controlada, el médico no podrá aplicar ningún tratamiento, debido a los altos niveles de azúcar.

Fuente: TodoEnSalud.org

 

 



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.