Foros Blog Libro de visitas Favoritos

INTRODUCCIÓN

Fibromialgia es una enfermedad crónica que afecta a unos 5 millones de personas. Los médicos diagnosticaron fibromialgia basado en los síntomas y el examen físico del paciente. Los pacientes experimentan dolor y rigidez en los músculos, pero sin resultados medibles en rayos x o pruebas de laboratorio. Mientras que la fibromialgia no daña las articulaciones u órganos, el constante dolor y fatiga puede tener un impacto significativo en la vida cotidiana.


SÍNTOMAS


El sello de la fibromialgia es dolor muscular por todo el cuerpo, normalmente acompañado por:

  • Fatiga
  • Problemas del sueño
  • Ansiedad o depresión


Uno de los aspectos de la fibromialgia es la presencia de dolor en lugares específicos en el cuerpo. Cuando se presionan estos puntos, las  personas con fibromialgia sienten dolor, mientras que personas sin la condición sólo sienten presión. Para ser diagnosticado con fibromialgia, un
paciente debe ser sensible en 11 o más de estas áreas.

Esta ilustración muestra 18 puntos posibles de dolor.

El dolor de la fibromialgia puede ser intenso. Debido a que no hay ninguna prueba de laboratorio o rayos x para confirmar su diagnóstico,  algunos pacientes creían que el dolor sólo estaba en su mente. Pero la comunidad médica acepta ahora que el dolor de la fibromialgia es real.

La investigación sugiere que es causado por una falla en la manera en que el cuerpo percibe el dolor.


¿Quién está en riesgo?


Las mujeres entre las edades de 25 y 60 tienen mayor riesgo de desarrollar fibromialgia. Los médicos no están seguros por qué, pero las  mujeres son 10 veces más probables que tengan la condición que los hombres. Algunos investigadores creen que la genética puede jugar un papel, pero no hay genes específicos han sido identificados.

Después de dolor, el síntoma más común y debilitante de la fibromialgia es la fatiga. Este no es el cansancio normal que sigue a un día de  actividad, es una sensación persistente de agotamiento.


Personas con fibromialgia pueden sentirse cansadas a primera hora de la mañana, después de horas que estuvo en la cama. La fatiga puede ser peor en algunos días que otros y puede interferir con el trabajo, la actividad física y las tareas del hogar.


Causas de la fibromialgia


Hay muchas teorías sobre las causas de la fibromialgia, pero la investigación aún tiene que señalar a un culpable claro. Algunos médicos creen que los desequilibrios hormonales o químicos perturban la forma de los nervios y envían la señal de dolor. Otros sugieren que un evento traumático o estrés crónico pueden aumentar la susceptibilidad de una persona. La mayoría de los expertos están de acuerdo en que  fibromialgia probablemente es el resultado de una combinación de factores y no de una sola causa.

La lucha constantemente contra el dolor y el cansancio puede hacer personas irritables, ansiosas y deprimidas. Puede tener problemas en tareas durante el trabajo, cuidar niños o mantenerse al día con las tareas del hogar. Ejercicio o aficiones como jardinería pueden parecer desalentadores. El agotamiento e irritabilidad también pueden conducir a la ausencia de amigos. Afortunadamente, existen tratamientos eficaces que ayudan a muchos pacientes a volver a las actividades que disfrutan.


Desencadenadores de fibromialgia


Un primer paso importante es identificar lo que agrava sus síntomas. Desencadenantes comunes incluyen:

  • Clima frío o húmedo
  • Demasiada actividad física
  • Estrés
  • Sueño deficiente


Muchas personas con fibromialgia tienen problemas de sueño, incluyendo problemas para caer dormidos o frecuentes despertares durante la  noche. Los estudios sugieren que algunos pacientes permanecen en un estado poco profundo del sueño y nunca experimentan sueño reparador y profundo. Esto priva el cuerpo de una oportunidad de recuperarse creando un círculo vicioso. Las deficiencias del sueño pueden incrementar el dolor.

Casi un tercio de las personas con fibromialgia también tienen depresión. No está clara la relación entre los dos. Algunos investigadores creen que la depresión puede ser el resultado del dolor crónico y fatiga. Otros sugieren que anormalidades en la química cerebral pueden conducir a
depresión y una inusual sensibilidad al dolor. Los síntomas de depresión pueden incluir dificultad para concentrarse, desesperación y pérdida de interés en actividades favoritas.

El ejercicio puede aliviar algunos síntomas de fibromialgia. La actividad física puede reducir el dolor y mejorar la aptitud. Sólo tres veces por semana de ejercicio también ha demostrado para aliviar la fatiga y la depresión. Pero es importante no pasarse. Caminar, estiramiento y  aeróbicos de agua son ejercicios para personas con fibromialgia.

Algunos expertos dicen que la dieta puede desempeñar un papel en la fibromialgia – pero no el mismo papel en todos los pacientes. Ciertos  alimentos como la cafeína y tomates, parecen empeorar los síntomas en algunas personas. Pero evitando estos alimentos no ayudará a todo el
mundo.

Algunas investigaciones sugieren que el masaje puede ayudar a aliviar el dolor de la fibromialgia, aunque su valor no está plenamente  demostrado. Los profesionales dicen que la aplicación de presión moderada es clave, mientras que la técnica es menos importante. Roces, amasando o acariciando parecen ayudar. Una sesión de masaje de 20 minutos puede ser lo suficientemente para obtener resultados.

Muchas personas con fibromialgia tienen problemas para concentrarse, un fenómeno conocido como niebla de fibro. Si bien recibiendo  tratamiento para el dolor y el insomnio puede ayudar, hay otros pasos que puede seguir para mejorar su enfoque. Escribir notas sobre las cosas que necesita recordar, mantener su mente activa leyendo o haciendo rompecabezas y dividir las tareas en pasos pequeños, manejables.

Administración de fibromialgia: estrés

El estrés parece ser uno de los desencadenantes más comunes de brotes de fibromialgia. Aunque es imposible eliminar todo el estrés de tu vida, puedes intentar reducir el estrés innecesario.
Determinar qué situaciones te hacen ansioso: en casa y en el trabajo y encontrar maneras de hacer esas situaciones menos estresante. Experimentar con otras técnicas de relajación, meditación o yoga. Permítase omitir actividades no esenciales que provocan estrés.

Muchas personas con fibromialgia encuentran que sus síntomas y la calidad de vida mejoran sustancialmente ya que los tratamientos más eficaces son identificar y realizar cambios de estilo de vida. Mientras que la fibromialgia es una enfermedad crónica, no daña las articulaciones,
músculos u órganos internos.

Fuente: Equipo Hablemos de Salud



Site Map | © 2010 - 2014 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.