Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Consideraciones

Las hernias pueden surgir en cualquier lugar del cuerpo, pero son más frecuentes en el área abdominal. Entre los tipos específicos de hernias abdominales se incluyen: Hernia epigástrica. Se produce en la parte alta del abdomen, entre el esternón y el ombligo. Es más común en hombres que en mujeres y puede causar sensibilidad en el área afectada, indigestión, eructos y a veces vómitos.

Hernia paraumbilical. Se desarrolla cerca del ombligo y es más común en mujeres que en hombres. Puede producir estreñimiento y, a veces, dolores abdominales.

Hernia inguinal: Se desarrolla en la ingle, sobre todo en hombres o en bebés varones.

Hernia femoral: Es similar a la hernia inguinal, salvo que se desarrolla más debajo de la ingle. Se da, generalmente, en mujeres obesas.

Hernia umbilical: Se da en bebés recién nacidos y aparece como un bulto alrededor del ombligo.

Hernia incisional: Esta hernia normalmente se produce después de una operación en el abdomen, en el lugar en que ha sido cortado el músculo.

Causas

Las hernias son causadas por la debilidad o desgarro de la pared muscular que cubre la cavidad abdominal. El embarazo y la obesidad suelen ser factores desencadenantes.

Signos y Sintomas

Los síntomas más característicos de la hernia abdominal son:

Bulto blando en el abdomen

Dolores o sensibilidad

Vómitos

indigestión

estreñimiento

otros trastornos del sistema gastrointestinal

Si aparece un bulto en la pared abdominal consulte con su médico lo antes posible. La mayoría de las hernias no representan un riesgo grave, pero si se obstruye un segmento de intestino o se corta el suministro de sangre, pueden desencadenar una grave emergencia. Recuerde que si observa dolor creciente, hinchazón, y enrojecimiento puede ser indicativo de un estrangulamiento intestinal. Vea inmediatamente a su médico o acuda a una sala de urgencias.

Tratamiento

El médico examinará la hernia y verá si puede ser reducida (introducido el contenido de nuevo en la cavidad abdominal). Dependiendo de su lugar y alcance, puede optar por la cirugía reparadora. Ésta siempre se recomienda cuando hay riesgo de obstrucción intestinal o estrangulamiento. Algunas reparaciones quirúrgicas de hernia no necesitan hospitalización; sin embargo, la mayoría de las veces requieren una estancia en el hospital. Después de esta operación el paciente retorna a sus actividades cotidianas en pocos días, pero el levantar pesos sólo se recomienda después del total restablecimiento.

Cuidados

Las hernias, en general, no se pueden prevenir. Sin embargo, mantener el peso ideal y ejercitar los músculos abdominales ayudan a evitar algunas de ellas.

Fuente: Tu Salud



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.