Foros Blog Libro de visitas Favoritos

La presión arterial puede ser entendida como la resistencia que ponen las arterias ante el paso de la sangre que es bombeada por el corazón. Tener hipertensión significa que el corazón está realizando un trabajo más arduo para llevar la sangre hacia todos los órganos, pues las arterias, por diversas causas, están poniendo mayor resistencia. Este padecimiento puede ser causado por diversos factores, desde los hereditarios, la mala alimentación, la obesidad, o el abuso en el consumo de alcohol o tabaco, pero también se puede manifestar por el uso de ciertas sustancias químicas, ya sean medicamentos o drogas. Cuando se presenta debido a estos dos últimos factores, los médicos la llaman hipertensión inducida.

Existen varios tipos de hipertensión arterial. La hipertensión esencial no tiene una causa identificable. La hipertensión secundaria es la que ocurre a raíz de otro trastorno, mientras que la hipertensión inducida por medicamentos es una forma de hipertensión secundaria ocasionada por una respuesta a un medicamento o a una droga.

Entre las sustancias que pueden provocar hipertensión se encuentran:

Alcohol
Anfetaminas, éxtasis (MDMA y derivados)
Cocaína
Corticosteroides y otras hormonas
Estrógenos
Medicamentos para la migraña
Ciclosporina
Eritropoyetina (que se utiliza para corregir la anemia relacionada con enfermedades crónicas, como insuficiencia renal, cáncer y VIH)
Descongestionantes nasales

Además de éstos, muchos otros medicamentos de venta libre como los que se usan para la tos, el resfriado y el asma, pueden provocar, en quien los consume, un aumento crónico de la presión arterial particularmente cuando el medicamento para la tos y resfriado se toma con ciertos antidepresivos como tranilcipromina o antidepresivos tricíclicos. Es por ello que nunca debes automedicarte, pues sólo un doctor es quien conoce los efectos secundarios de cada tratamiento y los aplica dependiendo de las necesidades de sus pacientes. Cuando te sientas enfermo acude con tu médico para que te recete, de esta manera estarás evitando que a la larga aparezcan trastornos como la hipertensión inducida.

Fuente: Departamento de Comunicación y Contenido, TodoEnSalud.org

 



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.