Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Los resultados del estudio se suman a un creciente número de pruebas que relacionan unas funciones cognitivas pobres en la infancia con la obesidad y la diabetes de tipo dos (la más común) en los adultos. En el estudio, que comenzó en 1958 y en el que participaron más de 11.000 de niños británicos, reveló que aquellos con las peores funciones cognitivas y físicas cuando tenían 7 y 11 años sufrieron obesidad en mayor porcentaje cuando cumplieron 33 años.

"Evidentemente, no es una cuestión de que la gente que ya tiene sobrepeso se vuelva torpe, porque la mayoría de esos niños no eran más gordos que sus compañeros", señala el investigador Scott Montgomery en una entrevista telefónica. "Se había asumido que todas las complicaciones neurológicas asociadas con la obesidad eran consecuencia de la propia obesidad. Esto sugiere que ése no es el caso", concluye Montgomery.


Fuente: www.20minutos.es

 



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.