Los asientos con calefacción limitan la capacidad de procrear en los hombres

 

 

“Creo que el calentamiento de los asientos es más peligroso que los ajustados y apretados”, dijo el experto, quien dijo que el uso prolongado de ese dispositivo no solo reduce la cantidad de espermatozoides, sino que ralentiza los espermatozoides y multiplica sus malformaciones. Agregó que mientras que la temperatura promedio del escroto es de aproximadamente 35 grados, el calentamiento del asiento la aumenta a 38 grados centígrados.

Por lo tanto, el urólogo alemán enfatizó que la magnitud del daño está directamente relacionada con el uso prolongado del asiento calefaccionado que llevan muchos automóviles en el centro y norte de Europa para combatir el frío invierno y aconseja que aquellos que tienen ese mecanismo lo apaguen tan pronto a medida que se calientan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *