Foros Blog Libro de visitas Favoritos


De un tiempo a esta parte mucho se ha dicho acerca de los beneficios del aceite Omega 3 para la salud de los humanos, y últimamente se podría decir que consumir Omega 3 se ha puesto de moda para quienes se preocupan por la salud. La verdad es que día a día se encuentran cada vez más pruebas acerca de los beneficios que estos ácidos grasos aportan a nuestro organismo y especialmente sus efectos saludables sobre el corazón, los músculos y el cerebro. Todo comenzó cuando el los años 70 un estudio reveló que los esquimales de América y Groenlandia presentaban mucho menos enfermedades cardiovasculares que los europeos. La excepción era, claro, quienes seguían una dieta mediterránea. Los japoneses también poseen una altísima expectativa de vida, aunque su estilo de vida es muy diferente al de los esquimales tienen algo en común, y es que sus dietas son muy ricas en Omega 3. Hoy en día además se ha comprobado que los ácidos Omega 3 combaten además de las afecciones cardiovasculares, la diabetes, la depresión, los trastornos de déficit de atención, el cáncer, la colitis ulcerosa, la artritis reumatoide y el mal de Alzheimer.

Según los investigadores, los occidentales consumimos bastante Omega 6 pero poco Omega 3, y parecería que en este desequilibrio propicia el desarrollo de varias enfermedades. Los ácidos del Omega 3 son ácidos grasos que nuestro cuerpo necesita y que sólo puede obtener de los alimentos que consumimos. Básicamente estos ácidos son los que ayudan a la intercomunicación celular haciéndolas más fluidas y eficientes. En realidad los aceites Omega 3 y Omega 6 tienen funciones opuestas, por lo cual su equilibrada presencia en el organismo es fundamental. Los científicos saben hoy que los ácidos del Omega 3 inhiben la formación de coágulos, disminuyen el riesgo de infarto y en caso de que este ocurra, reducen el peligro de que resulte mortal. También beneficia a los receptores de trasplantes, mitiga la angina de pecho y reduce el riesgo de contraer cáncer de mama, colon y próstata. Ahora se está investigando su eficacia para tratar el asma, la demencia, la depresión, el dolor menstrual, el eccema, el lupus, la preeclampsia, el síndrome nefrótico, la esquizofrenia y la colitis ulcerosa, y para prevenir la apoplejía, pero aún faltan más pruebas.

¿Cuál es la cantidad de Omega 3 necesaria para que nuestro organismo funcione óptimamente? Los especialistas recomiendan ingerir al menos 500 miligramos de Omega 3 al día. Los pescados grasos son por mucho la fuente de Omega 3 más abundante. El pescado blanco, camarones y calamares, también contienen los componentes del Omega 3. Otra forma de consumir este aceite es a través de las nueces, frutas secas y aceites como el de colza, soja, linaza y oliva. La otra manera es tomando complementos de Omega 3 como cápsulas de 300 miligramos, con lo cual dos al día serán convenientes para mantener la dosis que el organismo necesita. Los pescados originarios de aguas frías y los mariscos son muy ricos en Omega 3.

Fuente: Buenavida.com

 



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.