Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Los trastornos alimentarios tienen que ver con muchos factores, siendo los más importantes: la imagen, la moda, la autoestima, el inicio de una dieta, la presión familiar y de los medios de comunicación. Estos últimos promueven estereotipos de hombres apuestos, delgados, esbeltos poseedores de un gran físico, imponiendo así, estrictos parámetros de belleza que rinden culto a la delgadez. Los trastornos alimenticios se desencadenan por la frustración de los jóvenes cuando su propia imagen no corresponde a la imagen impuesta. Por esta razón, trastornos como la bulimia, la anorexia y la denominada vigorexia, están ganando terrero entre la población masculina. 

Esta última afección consiste en comer compulsivamente para subir de peso y luego pasar innumerables horas en el gimnasio con el objetivo de aumentar la masa muscular, para no aparentar ser débiles. Se ha visto que la orientación sexual juega un papel importante en los trastornos alimenticios. La incidencia es mayor en homosexuales que en heterosexuales, ya que dentro del homosexualismo se le da un enorme importancia al físico. Según la ADNER (Asociación En Defensa De LA Anorexia Nerviosa) entre el 5% y el 10% de la población masculina a nivel mundial padece anorexia nerviosa y entre el 10% y el 15% padece bulimia nerviosa, no obstante muchos de estos casos no están diagnosticados.


Fuente: salud.com

 



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.