Foros Blog Libro de visitas Favoritos

"Un golpe fuerte puede provocar en el hombre la rotura de la arteria cavernosa (del pene) con la consiguiente invasión de la sangre en el cuerpo cavernoso", ha explicado el doctor Aldo Franco De Rose, experto en urología y que ha descrito lo anterior como "priapismo de alto flujo". Este desequilibrio, continúa el estudio, supone una erección continua y dolorosa que, por lo general, conlleva la consulta a un especialista tras haber esperado un tiempo a que el fenómeno desaparezca por sí mismo.

El documento presentado en el congreso también explica que los pequeños traumas causados por el sillín de la bicicleta pueden provocar disfunción eréctil, que se puede prolongar durante varias semanas, como les ocurre a algunos ciclistas profesionales después de una larga competición. En este contexto, se analizaron los casos de dos adultos con este tipo de priapismo tras haber recibido un "golpe violento en el pene con el tubo de la bicicleta que está entre el sillín y el manillar", así como el de un niño de 12 años que sufrió un accidente similar.

El priapismo apareció en dos de los casos al cabo de dos días, mientras que en el restante, el problema surgió varias horas después del accidente. El profesor De Rose subrayó a la agencia italiana AGI que hay que "volver a considerar el problema de la seguridad de la bicicleta" y recalcó que "desde hace tiempo, se han evidenciado en los ciclistas molestias como uretritis, prostatitis, hematuria, torsión testicular e insensibilidad en el pene". Así mismo, remarcó que la bicicleta "está considerada como un factor de riesgo para la disfunción eréctil".


Fuente: EFE

 



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.