Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Los riñones son órganos que se encargan de filtrar las sustancias que el organismo ya no requiere. Esta tarea la realizan gracias a ciertas células denominadas nefronas que a su vez tienen muchos vasos sanguíneos llamados glomérulos, que funcionan como una especie de coladera que filtra los desechos de proteínas, el exceso de sodio y agua, los ácidos clorhídrico y fosfórico entre otros elementos innecesarios y los elimina con la orina.


Neuropatía: cuando los riñones fallan

Uno de los primeros cambios que experimenta el riñón cuando se padece neuropatía es el engrosamiento en el glomérulo. En esta etapa, el riñón comienza a permitir que más proteína (albúmina) escape por la orina. Esto se puede detectar por medio de pruebas sensibles para la albúmina. Este período de la enfermedad se llama microalbuminuria. El término hace referencia a las pequeñas cantidades de albúmina. A medida que la nefropatía diabética avanza, se destruye un creciente número de glomérulos, por lo cual las cantidades de albúmina que están siendo excretadas se incrementan y se pueden detectar por medio de técnicas ordinarias de análisis de orina. Además, produce síntomas asociados a la retención de líquidos en la cara, las manos y los pies y también se asocia a un aumento en la presión arterial.

Sin embargo, la proteína puede aparecer en la orina por cinco a diez años antes de que se presenten otros síntomas. Pero con el tiempo, la capacidad de funcionamiento del riñón disminuye y el organismo retiene sustancias tóxicas (urea). La neuropatía es un trastorno que puede desencadenar insuficiencia renal crónica y si no se trata a tiempo, progresa hacia enfermedad renal en estado terminal, lo cual lleva a la muerte. El riesgo de padecer este trastorno es muy alto entre las personas que padecen diabetes y no están bien controladas, sin embargo, una vez que se desarrolla la nefropatía, la mayor tasa de progresión se observa en pacientes con un control deficiente de su presión arterial.

Esto es así porque la enfermedad acompaña a otras complicaciones de la diabetes, incluyendo hipertensión, retinopatía y cambios en los vasos sanguíneos, aunque es posible que dichas complicaciones no sean obvias durante las primeras etapas de la nefropatía. La nefropatía puede estar presente por muchos años antes de que se desarrolle proteína alta en la orina o insuficiencia renal crónica, por lo cual es necesario controlar la diabetes y realizar estudios periódicos.


¿Cuáles son los síntomas?

En una primera etapa, la neuropatía no presenta ningún síntoma por lo que puede pasar inadvertida, sin embargo, en etapas posteriores los enfermos pueden experimentar:

Fatiga
Apariencia espumosa o espuma excesiva en la orina
Hipo frecuente
Sensación de malestar general
Prurito generalizado
Dolor de cabeza
Náuseas y vómitos
Pérdida del apetito
Hinchazón de las piernas
Inflamación, generalmente alrededor de los ojos en las mañanas; se puede dar una inflamación corporal generalizada en las etapas avanzadas de la enfermedad
Aumento de peso involuntario (por la acumulación de líquido)


¿Existe tratamiento?

En etapas tempranas existen tratamientos a base de fármacos que pueden retrasar el desarrollo del daño renal, mientras que en etapas avanzadas se cuenta con la posibilidad de remover el exceso de líquido y de los elementos tóxicos en el organismo mediante un procedimiento denominado hemodiálisis, en el cual se limpia la sangre o de una diálisis peritoneal, es decir, en la cavidad abdominal. En algunos casos se logra llevar a cabo un transplante renal, sin embargo, no está aconsejado para personas con edad avanzada. Lo mejor es prevenir la aparición de esta enfermedad, manteniendo controlada la diabetes. Para ello puedes poner atención a los tres factores de riesgo más importantes:

Mal control de la diabetes
Deficiente manejo de la presión arterial
Infecciones urinarias repetidas o empleo de medicamentos que pudieran afectar al riñón

Consulta con tu médico sobre los exámenes de salud que debes realizarte periódicamente, así podrás prevenir que esta y otras complicaciones se presenten.


Fuentes: Lerman, Israel. Aprenda a vivir con diabetes; familydoctor.org; www.nlm.nih.gov
Lerman, Israel. Aprenda a vivir con diabetes; familydoctor.org; www.nlm.nih.gov

 

 



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.