Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Ejercicio 1: Respira hondo, expandiendo el abdomen y el pecho. Al exhalar contrae las abdominales hasta que las notes duras y a la vez presiona las rodillas y los muslos uno contra el otro, con todas tus fuerzas. Cuenta hasta 6 mientras exhalas y realizas estas contracciones.

Ejercicio 2: Pon las manos en los reposabrazos de la silla, agarrándolos con los dedos. Levanta tu cuerpo con los brazos hasta que los extiendas. Haz de 12 a 15 de estas flexiones. Si tu silla no tiene reposabrazos, apoya las manos en el propio asiento.

Ejercicio 3: Colócate en la punta de la silla, con los pies en la línea de las rodillas, y levántate echando para delante el cuerpo y sin usar los brazos, hasta incorporarte totalmente. Debes repetir de 12 a 15 veces.

Ejercicio 4: En la posición normal que adoptes en la silla, tensa los hombros atrás con fuerza, como si quisieras coger algo con los omóplatos, manteniendo la contracción mientras cuentas hasta 6. Haz 12 ó 15 movimientos de tensión de hombros.

Ejercicio 5: Sentado, con las manos en los muslos. Inhala profundamente. Luego exhala y redondea la columna, ahuecando atrás la zona abdominal y bajando adelante la cabeza. Relájate. Estírate de nuevo en la silla, mueve la cabeza de lado a lado... y ¡a trabajar!

Fuente: Puleva Salud

 



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.