Foros Blog Libro de visitas Favoritos

La insuficiencia cardiaca, es consecuencia de una hipertensión mal controlada, algunas veces, se le denomina también insuficiencia cardiaca congestiva. Es un trastorno donde el corazón pierde su capacidad de bombear sangre con eficiencia, de ahí el término de insuficiencia. A diferencia de lo que muchos piensan, esta enfermedad es muy distinta del paro cardiaco, en el cual, el corazón se detiene, es decir, deja de latir. La insuficiencia cardiaca es una condición crónica y duradera, aunque algunas ocasiones apareced súbitamente. Dicha condición puede afectar el lado derecho, el lado izquierdo o ambos lados del corazón; es decir, uno de los dos ventrículos del corazón deja de funcionar adecuadamente.

A medida que se pierde la acción de bombeo del corazón, la sangre se puede depositar en otras partes del cuerpo como el hígado, el tracto gastrointestinal, las extremidades o los pulmones, esto trae serias consecuencias a la salud y muchas complicaciones a otros órganos vitales. Cuando una persona sufre insuficiencia cardiaca, muchos órganos de su cuerpo no reciben suficiente oxígeno y nutrientes lo cual ocasiona daño y reduce su capacidad de funcionar adecuadamente. Cuando ambos lados del corazón presentan la insuficiencia, la mayoría de las áreas del cuerpo pueden resultar afectadas.

Las causas más comunes de este padecimiento son la hipertensión y la enfermedad de la arteria coronaria derivada de un ataque cardiaco. Además, está enfermedad se vuelve más con el aumento de la edad. De la misma manera se está en mayor riesgo de sufrirla si la persona tiene sobrepeso, diabetes, si es fumadora, o consume alcohol o cocaína.


¿Cuál es el tratamiento?
El médico será quien establezca la forma de tratar este trastorno; sin embargo, es necesario que sepas que se la insuficiencia cardiaca es un padecimiento crónico que debe vigilarse continuamente, tal como la hipertensión, Esto significa que quien la padece deberá acudir al médico cada 3 ó 6 meses con el fin de identificar y tratar cualquier complicación. Además, cada cierto tiempo es necesario evaluar la función cardiaca, con un ultrasonido del corazón o un ecocardiograma para evaluar la eficiencia con la que el corazón bombea la sangre con cada latido. Por otra parte, el cuidado del peso es importante, pues un aumento puede ser un signo de retención de líquidos y de que la función de bombeo del corazón está empeorando. La alimentación es parte esencial del tratamiento y, en general, son las mismas recomendaciones que recibe una persona con hipertensión; es decir, controlar la ingesta de sal y grasas, no fumar y realizar actividades físicas regularmente.


¿Tiene cura?
Muchas de las formas de insuficiencia cardiaca son controladas de manera efectiva con medicamentos y con la corrección de trastornos subyacentes; sin embargo, es un padecimiento crónico con el que tendrás que vivir y aprender a controlar, pues puede empeorar con las infecciones o con otros factores físicos que generan estrés. No esperes a sufrir una complicación como esta y cuida tus niveles de presión arterial, de esta manera alejarás de tu vida serios problemas de salud


Fuente: Departamento de Comunicación y Contenido, TodoEnSalud.org



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.