Foros Blog Libro de visitas Favoritos

¿Por qué se produce?
Esta afección que debilita todo el cuerpo se produce cuando el tejido de la parte trasera de la garganta se relaja mientras dormimos y bloquea las vías respiratorias. Esto ocasiona que la persona se levante varias veces con dificultades para respirar, para luego continuar respirando normalmente. El problema es que en realidad esta persona no se da cuenta que se despertó y puede dormir una cantidad normal de horas, pero luego pasa el resto del día cansado. Esta apnea puede provocar además otros problemas: cognitivos, hipertensión, disfunción eréctil y problemas muy serios de corazón.


¿A quiénes afecta?
Según los estudios disponibles, afecta a un 2% de mujeres y a un 4% de hombres, de entre 30 y 60 años de edad. También se la asocia con la obesidad, porque ésta hace que la persona tenga un exceso de grasa en el cuello lo que le produce un bloqueo en las vías respiratorias.


¿Cómo darse cuenta?
Esta es la parte más complicada. Al principio es difícil detectarla, o muchos médicos suelen atribuir el cansancio a otros males como la depresión, las afecciones de la glándula de tiroides, la anemia o el insomnio.


¿Cómo se puede tratar?
El tratamiento más común es una máscara (C-PAP) que se lleva durante la noche y que inyecta oxígeno a presión para mantener las vías respiratorias abiertas e impedir el bloqueo de la respiración. Pero muchos pacientes se niegan a dormir con ésta puesta. Existe otra opción, mucho más drástica, que es la cirugía. En este caso el médico extrae el exceso de tejido de la garganta. Pero este tratamiento requiere de reposo y la recuperación suele ser muy
dolorosa.

Pero ahora existe un método muy novedoso utilizado en Estados Unidos llamado Pillar. Este método requiere el implante de tres barras diminutas de poliéster de 18 milímetros de longitud en el paladar blando. Luego en un período de entre 8 y 12 semanas, un tejido firme crece alrededor de los implantes, y esto impide que el paladar se hunda durante el sueño y bloquee las vías respiratorias. Este método es muy fácil de realizar, ya que se puede realizar bajo anestesia local en una visita común al médico, y los especialistas predicen que va a reemplazar a las duras cirugías habituales hasta el momento. De esta manera usted podrá volver a dormir tranquilo.


Fuente: Enplenitud.com



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.