Foros Blog Libro de visitas Favoritos

 

Las bombas de insulina ayudan a mantener tu glucosa cerca de los niveles normales; sin embargo, no son recomendables para todos los pacientes. Si tú no has controlado de forma satisfactoria tu glucosa, una bomba representaría una buena elección. Son llamadas también “sistema de infusión continua subcutánea de insulina” y fueron creadas para realizar trabajos que el tratamiento convencional no puede hacer.

Muchos son los pacientes, que han optado por esta innovadora forma de suministrar su insulina, sin embargo debes saber que optar por una requiere motivación, disposición y disciplina para determinar tu azúcar en sangre por lo menos cuatro veces al día o más, con el fin de tomar decisiones basadas en tus resultados.

La bomba no cuenta con un mecanismo que permita hacer la medición y tampoco determina la cantidad de insulina que tu cuerpo necesita, de ahí la necesidad de que automonitorees tu glucosa y programes la cantidad que deberá administrar tu infusor. Una de las ventajas que presenta este método es que podrás decirle adiós a las inyecciones, pero la desventaja se encuentra en su costo, pues sí presentan precios elevados, además de que mantenerlas también genera gastos excesivos.

Consulta con tu médico al respecto, es el más indicado para hablarte sobre el uso, las bondades y los defectos de este tipo de aplicación de insulina, además de que, antes de adquirirla, es necesario determinar si eres candidato o no. Si deseas más información consulta el artículo Y tú ¿qué sabes sobre las bombas de insulina? que se encuentra en esta misma sección, ahí encontrarás todo acerca de los microinfusores.

 



Site Map | © 2010 - 2014 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.