Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Un grupo de expertos aseguró que el sulfato de magnesio reduce a la mitad las probabilidades de parálisis cerebral en los nacimientos prematuros, según un estudio llevado a cabo a 224 mujeres embarazadas. En la conferencia de la Sociedad para la Medicina Maternal-Fetal de Dallas (EE.UU.), el investigador John Thorp y sus compañeros de la Universidad de Chapel Hill de Carolina del Norte, presentaron los resultados de este estudio, que evidencia cómo el magnesio contribuye a reducir esta enfermedad en comparación con el placebo.

Según recogen medios estadounidenses, los investigadores ofrecieron sulfato de magnesio o placebo a la totalidad de las estudiadas, que se encontraban dando a luz entre la 24 y la 31 semana. Un embarazo completo dura cuarenta semanas. A pesar de que el magnesio no previene la muerte entre los nacimientos prematuros, los resultados señalan que el 4,2 por ciento de los nacimientos de mujeres que habían tomado magnesio desarrollaron una parálisis cerebral, frente al 7,3 por ciento de las que habían consumido placebo.

Los investigadores apuntaron que, aunque todavía no saben cómo funciona la sustancia, este metal estabiliza los vasos sanguíneos, previniendo los daños causados por la falta de oxígeno, además de ayudar al sistema inmunológico a evitar el desarrollo de dolencias cerebrales. Como punto a favor del descubrimiento, el equipo de la universidad de Carolina del Norte señaló que prácticamente en todas las salas de parto del país hay existencias de sulfato de magnesio, el cual se usa para tratar otras cuestiones en las mujeres embarazadas. Por otra parte, otros expertos en enfermedades de nacimiento manifiestan que aunque el estudio es un gran paso, aún queda por estudiar más detenidamente el funcionamiento del tratamiento y determinar cómo es que la misma sustancia no protege otros daños cerebrales de los nacimientos prematuros.


Fuente: EFE



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.