Foros Blog Libro de visitas Favoritos

MASTITIS

¿Tengo mastitis?
Es una de las preguntas frecuentes de las mamás, especialmente de las primerizas, en las primeras etapas de la lactanciadel bebé. Al principio, como toda parte de nuestra piel que no está “adaptada” a determinada función, sufre irritación, hay ardores etc etc.

Una cierta molestia es normal y no dura más que los primeros días mientras el cuerpo de la mamá se adapta a esta nueva función. Pero cuando las cosas van más allá de la molestia, las mamás vuelven a preguntarse qué causa la mastitis y si la están padeciendo o no.


¿Qué causa la mastitis?
La mastitis es una infección que se presenta la gran mayoría de las veces, durante época de lactancia, pero no exclusivamente. Puede pasar en uno o ambos senos y básicamente la causa es la penetración de algún  germen residente en la piel, en los conductos glandulares de la mama.

Como decíamos, este trastorno es muy común entre las mujeres que están amamantando, ya que es en ese período donde se producen las muy conocidas grietas en el pezón que son “puerta fácil” para la entrada de estos gérmenes.

Sintomas
 Los síntomas más allá de las molestias locales del pezón son claros: escalofríos intensos, fiebre y mucho dolor (más de lo habitual incluso suele darse en un solo seno). Acude al médico de inmediato en estos casos para que te recete los medicamentos correspondientes.


 ¿La mastitis puede prevenirse?

 Te parecerá una contradicción, pero una de las formas más antiguas y sencillas de prevenir este problema es aumentar la frecuencia con que amamantamos al bebé. Esto si bien es muy efectivo, no siempre es fácil de hacer, porque como bien sabemos, la frecuencia depende de la demanda del bebé y no puede ser aumentada artificialmente.

 La única forma de resolverlo es -si hay mucha congestión – ayudarse con un sacaleches. La otra forma, si bien obvia también muy efectiva, es sostener muy buenos y constantes hábitos de higiene: además de la ducha diaria, puedes lavar con agua tibia el pezón antes y después de cada toma, secando con secador y colocando encima una gasta esterilizada hasta la próxima toma.Si además puedes usar un sostén que sea un poco holgado, y tienes suficientes para cambiártelo con bastante frecuencia, las cosas mejorarán no lo dudes.

 No te preocupes: si tienes la mastitis en un solo seno, podrás seguir alimentando  a tu bebé con el otro, y si la tienes en los dos, usarás un  sacaleches hasta que soluciones la situación.

 

 



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.