Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Todo sobre el ultrasonido

El ultrasonido es una onda acústica cuya frecuencia está por encima del límite perceptible por el oído humano (aproximadamente 20 Khz). Muchos animales como los delfines y los murciélagos lo utilizan de forma parecida al radar en su orientación. A este fenómeno se lo conoce como ecolocalización. Se trata de que las ondas emitidas por estos animales son tan altas que “rebotan” fácilmente en todos los objetos alrededor de ellos, esto hace que creen una “imagen” y se orienten en donde se encuentran.

Uso del ultrasonido

Los ultrasonidos son utilizados tanto en aplicaciones industriales (medición de distancias, caracterización interna de materiales, ensayos no destructivos y otros), como en aplicaciones médicas: ecografía, fisioterapia, ultrasonoterapia).

Se conocen como equipos de ultrasonografía como su nombre lo indica a equipos que utilizan ondas de ultrasonido para producir imágenes de las cavidades internas del cuerpo.

En el campo médico se le llama también equipos de ultrasonido a dispositivos tales como el doppler fetal, el cual utiliza ondas de ultrasonido de entre 2 a 3 Mhz para detectar la frecuencia cardiaca fetal dentro del vientre materno.

¿Que es la ultrasonografía?

En un examen por ultrasonido, un transductor (Dispositivo manual que envía y recibe señales de ultrasonido), envía las ondas acústicas y registra las ondas causadas por el eco. Al presionar el transductor contra la piel, dirige un flujo de ondas acústicas de alta frecuencia inaudibles al cuerpo. A medida que las ondas acústicas rebotan en los órganos, fluidos y tejidos internos, el micrófono sensible del transductor registra los cambios mínimos que se producen en el tono y dirección del sonido Estas imágenes en vivo en general se registran en una cinta de video y se capturan -como imagen estática- una o más estructuras de las imágenes en movimiento.


Tipos de transductores El Transductor emite ondas de alta frecuencia

Una computadora mide y muestra estas ondas de trazo en forma instantánea, creando una imagen en el monitor. Este estudio cuando se utiliza durante el embarazo, muestra imágenes del bebé, de la placenta, del saco amniótico, los ovarios, las trompas.

El ultrasonido es una de las pruebas diagnósticas más útiles que los médicos utilizan para evaluar el embarazo y para establecer si hay o no, posibles complicaciones en el mismo

El movimiento del embrión o el feto y los latidos del corazón se pueden observar como una película de ultrasonido continua. La mayoría de los dispositivos de ultrasonido también poseen un componente de audio que procesa los ecos producidos por la sangre que fluye en el corazón los vasos sanguíneos y el cordón umbilical del feto. El oído humano puede percibir este sonido, que fue descrito por pacientes como un sonido similar a un soplido.

¿Cuántos tipos de ultrasonido ginecológicos hay?

Hay dos tipos:

El ultrasonido transvaginal
El ultrasonido abdominal

Forma en que se realiza el examen

Para realizar el examen se acuesta a la persona y se aplica un gel conductor transparente a base de agua en la piel sobre el abdomen y la pelvis, para ayudar a la transmisión de las ondas sonoras. Luego, se pasa el transductor sobre el área.

Otro método se lleva a cabo con la sonda colocada en la vagina de la paciente (rastreo con ultrasonido transvaginal) y es una técnica que complementa las técnicas de ultrasonido convencionales. L as imágenes son más exactas, por lo tanto hay una mejor información, no solo porque el transductor está cerca del útero sino porque se utiliza una frecuencia más alta y las imágenes tienen una mejor resolución.

Sonda transvaginal

El ultrasonido transvaginal se emplea para identificar un embarazo intrauterino, un embarazo ectópico, latidos cardíacos fetales y muchas anomalías que puede haber en el útero, la placenta y las estructuras pélvicas asociadas que no se perciben bien con el ultrasonido transabdominal convencional.

¿Cuál es el uso principal del ultrasonido en el primer trimestre?

Los ultrasonidos se llevan a cabo en el primer trimestre para:

Confirmar un embarazo normal
Determinar la edad del feto
Descartar problemas como embarazo ectópico o amenaza de aborto
Evaluar la actividad del corazón del feto
Determinar la presencia de más de un bebé (mellizos o trillizos)
Identificar problemas en la placenta, el útero y en otras estructuras de la pelvis.
Detección de malformaciones fetales
Actualmente, en algunos centros se está llevando a cabo un rastreo alrededor de las semanas 13 a 14 del embarazo para buscar riesgos de desarrollar el síndrome de Down (que ocasiona retardo mental) u otras anomalías en el desarrollo del feto.

Confirmar un embarazo normal: esto es, que se pueda observar el saco gestacional y el embrión y que se escuche el latido cardiaco. El latido cardiaco se puede ver y detectar por el ultrasonido del doppler aproximadamente a las 6ª semana de gestación, y es claramente mostrado a la 7ª semana de gestación. Si este dato es confirmado las probabilidades de que continúe el embarazo son de más del 95%.


El saco gestacional

Determinar la edad gestacional del feto: Al inicio del embarazo el primer elemento que se mide es el saco gestacional y se mide en tres dimensiones (MSD) siglas en inglés Mean Sac Diameter y se utiliza para estimar la edad gestacional. Para las mujeres que tienen dudas sobre su último periodo menstrual, estas medidas son de suma importancia y se debe de realizar al inicio del embarazo tan pronto sea posible para tener la fecha de gestación, exacta.


Medidas del Saco Gestacional Medida de la coronilla a las nalgas

Más adelante, a través del ultrasonido el médico podrá medir al feto de la coronilla a las nalgas. Se puede hacer a partir de la semana 7ª a la 13ª y nos dará una fecha aproximada de parto (nacimiento) con un error de entre tres a seis días. Pasada la semana 20, no es posible realizar esta medición debido a que el feto al crecer y tener menos espacio en el útero, comienza a arquear su espalda. Los datos de estas medidas se pueden obtener de tres a cuatro días después de la fecha de la última menstruación.

Descartar anomalías como:

embarazo ectópico: (embarazo en el cual el óvulo fertilizado se desarrolla fuera del útero, por lo general dentro de una de las trompas de Falopio).
Amenaza de aborto: es una buena indicación para el uso del ultrasonido:
Cuando hay un huevo muerto retenido. Las imágenes muestran un saco gestacional deformado y la ausencia del latido cardiaco.
Cuando se presenta un aborto espontáneo incompleto (el embrión está muerto). Si el ultrasonido mostró un embrión que mide 7mm, pero no hay latidos del corazón, se puede dar el diagnóstico de un aborto, pero se debe de repetir el estudio de 6 a 7 días después para evitar errores.
Cuando el embrión está vivo, la presencia del latido cardiaco fetal es un buen indicador para el médico cuando se visualiza con el ultrasonido abdominal. El ultrasonido abdominal capta más el latido de los embriones más grandes y con una edad gestacional mayor.


Evaluar actividad cardiaca del feto: el corazón de tu bebé empieza a latir a los 20 ó 21 días después de la fertilización. No podemos escucharlo pero a través del ultrasonido podemos ver el movimiento. En la etapa temprana del embarazo, el latido cardiaco varía con la etapa gestacional. En la 6ª semana, los latidos son de 90 a 110 por minuto. En la 9ª semana, los latidos son de 110 a 170 por minuto .
La frecuencia de los latidos cardiacos fetales no son indicadores del sexo del bebé, como se pensó por mucho tiempo



Embrión de 9 semanas



Determinar la presencia de embarazo múltiple: es un embarazo de riesgo que necesitará de un cuidado especial para vigilar tanto el crecimiento de los bebés como tu salud para prevenir complicaciones. El ultrasonido es invaluable para determinar el número de productos (fetos), las presentaciones fetales, la evidencia de retardo del crecimiento intrauterino, las anomalías fetales, la presencia de una placenta previa.


Identificar anomalías en la placenta, el útero y en otras estructuras de la pelvis: el ultrasonido puede identificar cualquier problema que pueda haber en la placenta, detallar la cantidad de líquido amniótico y detectar anormalidades en el tamaño o constitución del cordón.

El ultrasonido es indispensable para localizar el sitio de la placenta e identificar sus bordes inferiores, de tal manera que se pueda excluir el diagnóstico de placenta previa. También se pueden evaluar otras anormalidades de la placenta, hidrops fetal, isoinmunización por factor Rh y retardo de crecimiento intrauterino.

La ultrasonografía es de gran valor para otras condiciones obstétricas como el diagnóstico de anomalías del útero y de la pelvis durante el embarazo ejemplo: quistes o tumores de ovario, fibromas uterinos.

Localización de la placenta

Líquido amniótico: los cambios en la cantidad y calidad pueden ser adversos para el feto y se debe de hacer el ultrasonido para excluir el retardo fetal intrauterino y malformaciones congénitas del feto como la atresia anal, el hidrops fetal (el feto acumula líquido en la pleura, el pericardio y la piel debido a una falla cardiaca) o debido a un riñón poliquístico


Detección de malformaciones congénitas: El ultrasonido puede detectar de manera confiable, algunas anormalidades en el feto como hidrocefalia, anencefalia, mielomeningocele, acondroplasia, gastrosquisis, espina bífida, atresia duodenal e hidrops fetal. Con los últimos equipos de ultrasonido, hoy en día las malformaciones como el labio y paladar hendido y anormalidades congénitas del corazón, se pueden diagnosticar en una edad gestacional más temprana.


Durante el primer trimestre se pueden detectar anormalidades cromosómicas como el Síndrome de Down. Por medio del ultrasonido el médico puede detectar la ausencia de huesos nasales y una medida anormal en la translucencia nucal la cual, en casos de alteraciones cromosómicas, aumenta el espesor de la piel de la nuca del feto (pliegue nucal), debido al engrosamiento de los vasos linfáticos y venosos. Este estudio se realiza entre la 11ª y 13 a semana de gestación. Los estudios realizados sugieren que los exámenes por ultrasonido de rutina detectan del 16 al 85 por ciento de todos los defectos




Detección de los huesos de la nariz El pliegue de la nuca y la Translucencia nucal

Apoyo para otros procedimientos de diagnóstico: El ultrasonido también ayuda a otros procedimientos para el diagnóstico prenatal como: La amniocenteis, examen de las vellosidades coriónicas y cordocentesis (tomar sangre del cordón umbilical)

¿Cuáles son los beneficios y los riesgos?

Beneficios

La exploración por ultrasonido NO es invasiva (sin agujas o inyecciones) y en general no es dolorosa.
El ultrasonido es un método que se encuentra ampliamente disponible, es fácil de utilizar y es menos costoso que otros métodos por imágenes.
Las imágenes por ultrasonido no utilizan radiación ionizante.
La exploración por ultrasonido proporciona una imagen clara de los tejidos blandos que no se visualizan bien en las imágenes de rayos X.
El ultrasonido no causa problemas de salud y puede repetirse tanto como se necesite si el médico lo indica.
El ultrasonido es la modalidad ( Forma de aplicación) de imágenes preferida para el diagnóstico y el control de las mujeres embarazadas y los bebés nonatos.
El ultrasonido se ha utilizado para evaluar el embarazo durante casi cuatro décadas y no hay pruebas que revelen daños a la paciente, el embrión o el feto. No obstante, se debe realizar un ultrasonido sólo cuando el médico lo indica.
El ultrasonido permite al médico observar el interior del útero y proporciona información sobre el embarazo.
Riesgos

No se conocen efectos nocivos en humanos con respecto a los ultrasonidos de diagnóstico estándares.

¿Cuáles son las limitaciones de las imágenes por ultrasonido obstétrico?

El ultrasonido obstétrico no puede identificar todas las anormalidades del feto. Por lo tanto, cuando existen sospechas de una posible anormalidad a nivel clínico o de laboratorio, una mujer embarazada posiblemente debe someterse a pruebas más especializadas para determinar la salud del bebé o puede ser derivada por su médico a un perinatólogo (obstetra que se especializa en embarazos de alto riesgo).

9.5 semanas de gestación

¿Cuándo se utiliza el ultrasonido transvaginal?

Este tipo de estudio no se realiza de rutina en los estudios prenatales, pero puede ser usado en la etapa temprana del embarazo cuando se sospecha de algún problema de cuello de útero o de ovarios y se requiere de una imagen clara. En esta etapa temprana, el útero, las trompas y los ovarios se encuentran más cerca de la vagina que del abdomen.
En mujeres obesas este estudio es de gran utilidad, porque la capa de grasa acumulada en el abdomen no permite ver las imágenes con exactitud
El ultrasonido transvaginal es usado al inicio del embarazo para determinar la edad gestacional, cuando hay dudas al respecto.
Las pulsaciones cardiacas del feto se pueden observar desde las 6 semanas de gestación.
Este estudio se ha vuelto indispensable para el diagnóstico de embarazos ectópicos

¿Existen otros tipos de ultrasonido?


Hay una forma de ultrasonido llamada Doppler que puede utilizarse en la última etapa del embarazo para monitorear el estado del feto en embarazos de alto riesgo.


El Doppler, permite ver las características del flujo sanguíneo fetal. No es un estudio de rutina.


Permite saber la cantidad de sangre que se bombea con cada latido, lo cual es fundamental para determinar el buen funcionamiento del corazón del bebé, así como para analizar las válvulas cardíacas y las paredes del corazón.

Esto ayuda a detectar de forma precoz cualquier anomalía que pudiera tener el bebé para así actuar de la forma más conveniente cuando nazca.

También se utiliza para ver las arterias uterinas en casos de mujeres con riesgo de hipertensión durante el embarazo o cuando hay sospecha de retraso en el crecimiento intrauterino del bebé.

Se controlan también las arterias umbilicales para asegurarse de que el flujo de sangre y por ende los nutrientes y el oxígeno están llegando adecuadamente al bebé.

Estudio hecho con el Doppler de color

El uso del color en el doppler, permite ver el flujo de sangre en los vasos en tiempo real, el flujo sanguíneo está representado en diferentes colores. El doppler de color es indispensable para el diagnóstico de defectos cardiacos y de vasos sanguíneos en el feto, así como en los problemas fetales de hipoxia (falta de oxígeno en los tejidos) y anemia. Este tipo de doppler ya está incluido en los modernos aparatos de ultrasonido.

Ultrasonido en 3ª y 4ª dimensión. En la actualidad, algunos centros médicos y consultorios especializados en obstetricia cuentan con un nuevo equipo de ultrasonido que permite obtener imágenes fijas tridimensionales del feto (ultrasonido tridimensional). El ultrasonido tridimensional es casi tan detallado como una fotografía y puede utilizarse cuando se sospecha la existencia de defectos congénitos. Una variante de esta tecnología permite obtener imágenes en movimiento y se conoce como ultrasonido cuatridimensional.




Ultrasonido de 3-D

Hay muchas imágenes que no se pueden tomar con el ultrasonido usual de 2-D y en el área de la investigación como la embriología fetal, este sistema es de mucha utilidad.

La utilidad del ultrasonido en 3-D en el diagnóstico de anormalidades congénitas ha llamado la atención. Los defectos como espina bífida, labio y paladar hendido y polidactilia (el bebé presenta deditos de más) se pueden ver con más claridad, y padecimientos como el bajo implante de las orejas, o el pie equino varo detectados en este estudio, pueden contribuir en el diagnóstico de padecimientos cromosómicos, también ha sido relevante su ayuda en la detección de algunos defectos cardiacos fetales.

Ultrasonido de 3.D, muestra un labio y paladar hendido

La obtención de buenas imágenes con este estudio, depende en gran parte de la persona que esté realizando el estudio, de la cantidad de líquido amniótico alrededor del feto, su posición y el grado de obesidad de la madre, así que no siempre se obtiene la imagen perfecta.

Los expertos no creen que necesariamente el ultrasonido 3-D y el 4-D, tomen el lugar del 2-D que se ha usado hasta ahora. Realmente es un instrumento adicional como el doppler. La mayoría de los diagnósticos todavía se hacen con el ultrasonido 2-D.

¿Cuándo y cuántos ultrasonidos se hacen durante el embarazo?

No existe una regla estricta que diga cuantos ultrasonidos se le deben de realizar a la mujer durante el embarazo, pero por lo general se realiza uno en cada trimestre.

1º Estudio. Generalmente se pide en la 7ª semana
2º Estudio. Se realiza en la 18ª – 20ª semana de gestación
3º Estudio. Más adelante hacia la semana 32ª o más.
La razón principal para hacer más ultrasonidos en etapas más avanzadas del embarazo es para detectar el retraso de crecimiento uterino, y en este caso puede ser necesario el uso del ultrasonido doppler.

Se debe de recordar, que no todas las malformaciones y problemas del bebé se pueden diagnosticar con el ultrasonido.

Algunos padecimientos como la hidrocefalia, puede no haberse detectado en el ultrasonido previo. La posición del bebé en el útero tiene que ver mucho en poder ver bien ciertos órganos como el corazón, la cara y la espina. Muchas veces se repite el estudio esperando que el bebé se cambie de posición.


¿Qué pasa si me dicen que hay algo mal con el examen de ultrasonido de mi bebé?

Aunque esto no es común, un examen de ultrasonido de nivel 2 algunas veces sugiere que el bebé pueda tener un problema. Si esto sucede, tu médico seguramente te ofrecerá una cita con especialistas médicos para hablar acerca de los resultados. Estos especialistas pueden incluir los siguientes:

Un consejero genético
Tu ginecólogo
Un radiólogo
Un perinatólogo
Un genetista
Un especialista pediátrico
Es posible que tu médico te pida más pruebas, por ejemplo, una amniocentesis (un estudio de los cromosomas del bebé) o un ecocardiograma fetal (un ultrasonido detallado del corazón del bebé). Estas pruebas tratan de encontrar si hay una razón para lo que se ve en el ultrasonido.

Algunos defectos de nacimiento se pueden reparar después del nacimiento del bebé, pero otros pueden tener un impacto en la vida de su bebé.

Fuente: Infogen