Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Introducción

El trastorno bipolar con sus cambios de humor extremos (de la depresión a la euforia) era conocido anteriormente como trastorno maníaco-depresivo. El trastorno bipolar es muy grave y puede causar comportamientos riesgosos incluso tendencias suicidas.

Descripción

Es una enfermedad mental grave, que puede conducir a comportamientos riesgosos, dañando las relaciones y la carreras e incluso llegando a tendencias suicidas si no se trata.

El trastorno bipolar se caracteriza por cambios extremos en el estado de ánimo (polos) - de la manía a la depresión. Entre estos cambios de humor, una persona con trastorno bipolar pueden experimentar estados de ánimo normales.

"Maníaco" describe un incremento cada vez mayor en cuanto a inquietud, energía, insensatez, poderoso, eufórico en un periodo de tiempo. Derroche de gastos, relaciones sexuales impulsivas y de riesgo son situaciones que pueden ocurrir. Luego, en algún momento, este eufórico estado de ánimo puede girar y tornarse  en algo más oscuro como irritación, confusión, enojo o sentirse atrapado.

"La depresión" describe el estado de ánimo opuesto - tristeza, llanto, sentimiento de inferioridad, pérdida de energía, pérdida de placer, problemas de sueño.

Debido a que el patrón de altas y bajas varían para cada persona, el trastorno bipolar es una enfermedad compleja de diagnosticar. Para algunas personas, la manía o la depresión puede durar semanas o meses, incluso durante años. Para otras personas, el trastorno bipolar tiene la forma de frecuentes y dramáticos cambios en el estado de ánimo.

Hay un amplio espectro de síntomas y cambios de humor que se han encontrado en el trastorno bipolar. No siempre hay cambios de humor drásticos. De hecho, algunas personas parecen llevarse muy bien. Los períodos de manía pueden ser muy, pero muy productivos. Ellos creen que las cosas van muy bien. El peligro viene cuando la manía o euforia es demasiada. El cambio puede ser muy dramático con resultados catastróficos. La gente puede caer en conducta imprudente como puede ser mal gastar mucho dinero o promiscuidad sexual sin tomar en cuenta los riesgos.

Las fases de la depresión pueden ser igualmente peligrosas, ya que una persona puede tener pensamientos frecuentes de suicidio.

El trastorno bipolar es igualmente difícil para las familias de los afectados ya que no es fácilmente aceptado como una enfermedad mental. Incluso para la familia es más fácil aceptar la esquizofrenia como una enfermedad. Esto se debe al hecho de que cuando una persona es a veces muy productiva, parece poco razonable o irracional el hablar de una enfermedad que más bien parece  mal comportamiento que un padecimiento.

El trastorno bipolar es una enfermedad de por vida. Los episodios de manía y depresión eventualmente pueden ocurrir de nuevo si usted no recibe tratamiento. Un pequeño porcentaje de personas seguirán presentando los síntomas, incluso después de recibir tratamiento para la enfermedad.

El primer paso para abordar el problema es ver a un psiquiatra. Ya sea que se trate de de trastorno bipolar o de otro padecimiento relacionado con el estado de ánimo, se dispone de tratamientos eficaces. Lo más importante es que reconocer el problema, y empezar a buscar ayuda.

 

Síntomas

Los principales síntomas del trastorno bipolar son dramáticos e imprevisibles cambios de humor. La enfermedad tiene dos (bi) fases fuertemente contrastantes (polar).

1) La manía bipolar o hipomania

  • Euforia o irritabilidad
  • Excesivo hablar, pensamiento acelerado
  • Autoestima inflada
  • Energía en cantidades inusuales, una menor necesidad de sueño
  • Impulsividad, una imprudente persecución por la gratificación (compras, viajes repentinos, en ocasiones relaciones sexuales de alto riesgo, la rápida conducción de autos, etc)

2) La depresión bipolar / depresión mayor

  • Depresión y baja autoestima
  • Apatía, bajos niveles de energía
  • Tristeza, soledad, impotencia, culpabilidad
  • Lento del habla, fatiga y mala coordinación
  • Insomnio o duerme en exceso
  • Pensamientos y sentimientos suicidas
  • Falta de concentración
  • Falta de interés o placer en las actividades habituales

Tipos

Estos son los tipos de trastorno bipolar:

Trastorno Bipolar I: implica episodios de fuertes cambios de humor, de la manía a la depresión.

Trastorno Bipolar II: es una forma más leve, con episodios leves de hipomanía que se alternan con la depresión.

Trastorno ciclotímico: describe incluso leves cambios de humor. Es una forma leve del trastorno bipolar, caracterizado por episodios alternados de cambios en el estado de ánimo que van de una depresión leve o moderada a hipomanía. La hipomanía se define como períodos de estados de ánimo elevados, euforia y excitación que no desconectan a la persona de la realidad.

Mixtos del trastorno bipolar mixto: es tanto la manía como la depresión al mismo tiempo. La persona se siente grandiosa, con pensamiento acelerado, con mucha energía; pero también está irritable, enojado, caprichoso y se siente mal. Esta puede ser una peligrosa combinación.

Trastorno bipolar cíclico rápido: se caracteriza por cuatro o más episodios de humor que se producen dentro de un período de 12 meses. Algunas personas experimentan múltiples episodios en una sola semana, o incluso dentro del mismo día. Este tipo de trastorno tiende a desarrollarse más adelante en el curso de la enfermedad. Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres a tener presentarlo. Este patrón aumenta el riesgo para la depresión severa y los intentos de suicidio.



Site Map | © 2010 - 2014 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.