Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Introducción

La ansiedad es una emoción humana normal que todos experimentamos. Pero cuando los síntomas de ansiedad y pánico degeneran en ataques, puede tratarse de un trastorno de ansiedad. Los trastornos de ansiedad incluyen trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de ansiedad social y trastorno de pánico. Hay excelentes tratamientos para controlar los síntomas de los ataques de ansiedad basados en medicación y psicoterapia.

Descrípción

La ansiedad es una emoción humana normal que todo el mundo experimenta en ocasiones. Muchas personas se sienten ansiosas o nerviosas cuando se enfrentan con un problema en el trabajo, cuando van a presentar alguna prueba o tienen que tomar una importante decisión. Los trastornos de ansiedad, sin embargo, son diferentes ya que pueden causar una angustia de dimensiones tales, que interfiere con la habilidad de una persona para llevar una vida normal.

Los ataques de ansiedad pueden derivar en ataques de pánico, los cuales consisten en repentinos sentimientos de terror que se presentan sin previo aviso. Estos episodios pueden ocurrir en cualquier momento, incluso durante el sueño. Una persona que experimenta un ataque de pánico puede creer que él o ella está teniendo un ataque al corazón o que la muerte es inminente. El miedo y el terror que una persona experimenta durante un ataque de pánico no es proporcional  a la situación real y puede no estar relacionado con lo que está sucediendo alrededor de ellos. La mayoría de las personas con ataques de pánico experimenta varios de los siguientes síntomas:

  • Aceleración de ritmo cardiaco
  • Sensación de debilidad, desmayo o mareo
  • Hormigueo o entumecimiento en las manos y los dedos
  • Sentimiento de terror por la inminencia de castigo o incluso la muerte
  • Sensación de haber sudado o escalofríos
  • Dolor en el pecho
  • Dificultades para respirar
  • Una sensación de pérdida de control

Un trastorno de ansiedad es una enfermedad mental grave. Para las personas que presentan esta condición, la preocupación y el miedo son constantes y en ocasiones se ven rebasados por la situación lo cual genera agobio constante.

Síntomas

Los síntomas varían dependiendo del tipo de trastorno de ansiedad, pero en general los incluyen:

  • Sentimientos de pánico, temor y malestar
  • Pensamientos incontrolables y obsesivos
  • Pensamientos repetidos o flashbacks de experiencias traumáticas
  • Pesadillas
  • Comportamientos rituales, tales como lavarse las manos repetidamente
  • Problemas para dormir
  • Frío o sudoración en manos y / o pies
  • Falta de aliento
  • Palpitaciones
  • La imposibilidad de estar quieto y en calma
  • Sequedad de boca
  • Entumecimiento u hormigueo en las manos o los pies
  • Náuseas
  • Tensión muscular
  • Mareo

Tipos

Hay varios trastornos de ansiedad reconocidos, algunos son:

  • Trastorno de pánico: las personas con esta condición tienen sentimientos de terror que atacan súbitamente, en diferentes ocasiones y sin previo aviso. Otros síntomas de un ataque de pánico incluyen sudoración, dolor de pecho, palpitaciones (latidos irregulares del corazón) y una sensación de asfixia, lo que puede hacer que la persona se sienta como si estuviera teniendo un ataque al corazón.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC): Las personas con TOC se ven afectadas por constantes pensamientos o temores que son la causa para llevar a cabo determinadas rutinas o rituales. Los pensamientos preocupantes se llaman obsesiones y las rutinas o rituales se llaman compulsiones. Un ejemplo es una persona con un temor razonable de los gérmenes que constantemente se lava las manos.
  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT): El trastorno de estrés postraumático es una condición que puede desarrollarse a raíz de un acontecimiento aterrador, como un asalto físico o sexual, la muerte inesperada de un ser querido, o un desastre natural. Las personas con trastorno de estrés postraumático a menudo experimentan pensamientos  aterradores de larga duración basados en recuerdos del evento. Estas personas tienden a ser emocionalmente insensibles.
  • Trastorno de ansiedad social: También llamado fobia social, implica inmensa preocupación y auto-conciencia social acerca de situaciones cotidianas. A menudo la preocupación se centra en el temor de ser juzgados por otros por el hecho de que pueda comportarse de una manera que cause vergüenza o conduzca al ridículo.
  • Fobias específicas: Una fobia es un miedo irracional de un objeto, animal o situación específica, como puede ser a las serpientes, a las alturas o a volar. El nivel de temor por lo general es inadecuada para la situación y puede causar que la persona evite situaciones de la vida cotidiana.
  • El trastorno de ansiedad generalizada: Este trastorno abarca preocupación y tensión excesiva y poco realista, aun cuando exista una pequeña o ninguna causa que provoque la ansiedad.

Fuente: Euipo Hablemos de Salud



Site Map | © 2010 - 2014 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.