Foros Blog Libro de visitas Favoritos

Karina Galarza Vásquez


Los 52 tipos restantes son los responsables de las verrugas que aparecen en brazos, cuello, rostro y piernas. Es importante saber que el microorganismo se contagia al tener contacto directo con verrugas o piel infectada por él durante las relaciones sexuales, incluso antes del coito (penetración).


Diferentes formas
Algunos virus de papiloma humano pueden causar verrugas (también denominadas condilomas), las cuales aparecen dentro o alrededor de genitales, ano y boca (durante sexo oral) de mujeres y hombres; pueden crecer, desaparecer o permanecer estables, y suelen manifestarse 3 meses después del contacto con la persona infectada de diversas maneras, veamos cómo:

Exofiticas en cresta de gallo. También llamadas condilomas acuminados, se caracterizan por medir de 1 a 3 milímetros, son rosadas y aparecen en zonas no mucosas, como piel del pene, escroto (cubre testículos), labios mayores, ano, ingles y pubis.
Papulares. Son pequeñas, lisas y planas, y en ocasiones se agrupan formando lesiones parecidas a una coliflor, manifestándose en pene, vagina, vulva y ano.
Planas o micropapilares. Se presentan en prepucio (piel que cubre el pene), glande (cabeza del pene), vulva y pubis.
Maculares. Su coloración es rojiza y lucen textura aterciopelada, aparecen en piel de genitales externos.


Búsqueda
En la mitad de los casos, la persona infectada por el virus no tiene verrugas, aunque es posible que presente ciertos síntomas, como irritación, ardor, comezón, olor desagradable, dolor durante el acto sexual, secreciones o sangrado. En caso de que haya lesiones, éstas pueden observarse y reconocerse fácilmente a través del colposcopio, aparato que posee lentes que magnifican el área para examinarla en forma detallada, útil para el diagnóstico en mujeres y hombres.

Ahora bien, el papanicolaou también es una herramienta que permite evaluar los cambios en útero, por ejemplo, si hay condilomas o células cancerosas; la prueba normalmente se realiza durante examen ginecológico anual. El procedimiento consiste en extraer muestra de tejido de dicha área, la cual se coloca en cristales y se examina a través de un microscopio; pero cuando las verrugas se ubican en el ano sólo es posible identificarlas en el momento en que el paciente percibe crecimiento anormal de tejido en la zona, olor desagradable, comezón, inflamación y hemorragia.

A continuación se describen diversos métodos a los que puede recurrirse para tratar las lesiones:

Crioterapia: Método que permite eliminar verrugas y evitar que se multipliquen, para lo cual primero deben limpiarse con solución especial las lesiones y piel que las rodea, luego, se humedece un pedazo de algodón con nitrógeno y se aplica en los condilomas. Es posible experimentar ardor leve y que la zona se torne de color blanco, lo cual se debe a que las células se están muriendo; éste tejido se elimina en periodo de 2 a 4 semanas.

Electrofulguración: Destruye el tejido anormal a través de exposición intensa a una fuente de calor, para ello, el médico se apoya en un instrumento llamado electrobisturí o electrocauterio, el cual quema las lesiones; tiene la ventaja que pueden ser eliminadas en una sola sesión.

Láser: En caso de que los tratamientos comunes (crioterapia y electrofulguración) no proporcionen resultados satisfactorios se recurre a este método, el cual extirpa las verrugas de manera eficiente. Cabe destacar que durante el proceso el equipo médico debe usar mascarillas especiales, ya que cuando el láser vaporiza los condilomas produce especie de aerosol que contiene residuos infecciosos que se pueden aspirar y contaminar el organismo.

Crema: Existe un medicamento novedoso (disponible desde 1999 en México) en forma de crema, cuya sustancia activa (imiquimod) se une a receptores de las células que forman parte del sistema inmunológico (aquel que nos defiende de infecciones) e induce la producción de interferón, sustancia que actúa directamente contra el virus del papiloma humano. Los efectos secundarios de este fármaco son, en general, leves y transitorios, y normalmente desaparecen a las 2 ó 3 semanas de suspender el tratamiento, incluyen comezón, enrojecimiento de la piel, descamación y acumulación de líquidos en la zona.

 

Otros tratamientos
También es posible tratar los condilomas inyectándoles un medicamento contra el cáncer llamado bleomicina, sin embargo, es muy doloroso; asimismo, puede recurrirse a inmunoterapia, mediante la cual el paciente se vuelve, literalmente, alérgico al agente químico que contiene la solución que se aplica a las verrugas, lo que da lugar a alergia leve alrededor de las lesiones, que generalmente culmina en la desaparición de las mismas.

Recuerde que lo más conveniente es prevenir, por ello, le proporcionamos algunos consejos:

Use condón de látex o poliuretano durante el acto sexual, ya que puede reducir el riesgo de transmisión, aunque es posible adquirir la infección al tener contacto con verrugas que no estén cubiertas por el preservativo.
Evite tener múltiples compañeros sexuales.
Antes de tener una relación sexual, asegúrese que su pareja no esté infectada con el virus.
No tenga contacto íntimo casual.

Tenga en mente que es indispensable proporcionar tratamiento inmediato a esta afección, pues aunque todavía no es posible exterminar al virus, se puede evitar que las verrugas alteren las células y, en consecuencia, se desarrolle cáncer.


Fuente: saludymedicina.com.mx



Site Map | © 2010 - 2013 Hablemos de Salud | Diseño por Creative Technologies S.A. de C.V.