Niños Melindrosos

Niños Melindrosos

Estas son algunas recomendaciones para que los hábitos alimenticios de tus hijos mejoren:

1.- No obligues nunca a comer a tu hijo.

2.- Toma consciencia de la cantidad de alimentos que necesita; piensa que por su edad, sus requerimientos calóricos son diferentes a los tuyos.

3.- Si no quiere comer no lo regañes; el cariño y comprensión a la hora de comer es muy importante.

4.- Respeta su sueño. No quieras que coma cuando está durmiendo.

5.- Identifica si tiene alguna alergia ante ciertos alimentos; ésta puede ser la causa de su rechazo.

6.- Evita los estimulantes del apetito; estos contienen psicofármacos que actúan sobre el centro cerebral del apetito y su efecto desaparece en cuanto se deja el medicamento.

7.- Pon en su plato sólo lo que acostumbra comer.

8.- Motivalo a que coma todo tipo de alimentos. No es correcto darle sólo lo que le gusta, sino que hay que proporcionarle diversas opciones nutritivas para que pueda escoger.

9.- Permite que coma solo; déjalo comer con las manos e introduce poco a poco los cubiertos. La finalidad es que disfrute la alimentación.

10.- Enséñale que se come en la mesa y fomenta un ambiente agradable. De esta manera es probable que desarrolle buen apetito y disposición hacia la comida.

11.- Evita estas conductas: pelear con el niño para que coma, jugar, premiarle por comer un poco más, perseguirlo por toda la casa para alimentarlo, o permitirle que vea televisión durante los tiempos de comida.

12.- Si detectas que tu hijo no se está alimentando correctamente, acude con un especialista; él es el único que te puede indicar cómo proceder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir